La patronal francesa, inquieta por el posible triunfo de la extrema derecha o la izquierda

París, 11 jun (EFE).- La patronal francesa Medef ha lanzado un mensaje de inquietud ante el escenario económico que se ha abierto con las elecciones legislativas anticipadas y una posible victoria de la extrema derecha o, más difícilmente, de la izquierda, aun sin citarlas de forma expresa.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

En un comunicado publicado este martes, el Movimiento de Empresas de Francia (Medef) adviert que el resultado de esas elecciones, que se celebrarán el 30 de junio y el 7 de julio "será determinante para garantizar un futuro económico en el que las empresas puedan continuar su desarrollo y la creación de empleo".

"Francia necesita coherencia y estabilidad económica", subraya esta organización que representa a 200.000 empresas -entre ellas a las multinacionales-, después de indicar que con este pronunciamiento quiere reafirmar la que siempre ha sido su posición en favor de "proyectos favorables a las reformas económicas y a la ambición europea, respetando la democracia social".

En una clara referencia al tiempo que Emmanuel Macron lleva como presidente, el Medef señala que en los siete últimos años Francia ha creado más de dos millones de empleos y que, desde hace cinco años, es el país europeo que más proyectos de inversión ha conseguido captar.

Pero avisa de que "estos resultados son frágiles" y de que "es indispensable continuar las reformas para consolidarlos y profundizarlos".

En concreto, considera que hay que seguir con la reforma del mercado de trabajo para aumentar la tasa de empleo; confirmar la reducción de los impuestos de producción con menos cotizaciones; un plan masivo en favor de la innovación y una reducción de la deuda y el déficit público sin afectar al crecimiento económico.

Es decir, los principales objetivos económicos que se había marcado el Gobierno del liberal Macron, que, desde la convocatoria anticipada de elecciones legislativas, se ha quedado en funciones.

Sobre todo, hace notar, sin dar nombres, que "algunos proponen medidas económicas contrarias a esos objetivos", y enumera algunas de las iniciativas económicas estrella de la Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen o del bloque de los partidos de izquierda, que este lunes dieron un primer paso para lograr una coalición electoral.

En el caso del RN lepenista, la fuerza con más probabilidades de vencer en las legislativas y gobernar cohabitando con Macron, las medidas que inquietan al empresariado son la anulación de la reforma de las pensiones, que retrasa la edad mínima de la jubilación de 62 a 64; la indexación automática de los sueldos con la inflación; la nacionalización de las autopistas y el abandono de la energía eólica.

Son políticas que, según la patronal, agravarán el deterioro de las finanzas públicas, provocarán aumentos de impuestos para las empresas y los particulares, junto a una reducción del poder adquisitivo o de las capacidades de inversión.

Además, la patronal insiste en que Francia debe implicarse en la acción de la Unión Europea (UE) porque "frente a una competencia internacional cada vez más fuerte" el mercado único "es para nuestras empresas una baza considerable".

De nuevo ataca, sin dar nombres, las propuestas de los que en los dos extremos del arco parlamentario se oponen al proyecto europeo, "a la libertad de circulación, a la movilización de capitales europeos, al principio mismo del libre intercambio con nuestros socios comerciales".

"Francia -concluye- será fuerte dentro de una Europa unida en la que sus empresas puedan desarrollarse y seguir creando empleo".

Tras la derrota severa del partido macronista en las elecciones europeas del domingo y la victoria arrolladora de la extrema derecha, la RN aparece como un más que posible ganador en los próximo comicios legislativos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...