Desesperados, piden auxilio ante la ineptitud del Gobierno

La acuciante carencia de fármacos hizo ayer que familiares de pacientes y personal sanitario del Ineram salieran a exigir soluciones al Ministerio de Salud Pública. Afirman que temen por la vida de los contagiados y que no quieren ser “cómplices de asesinato”.

Familiares de pacientes en terapia y personal de salud del Ineram protestaron ayer por la falta de fármacos e insumos básicos.
Familiares de pacientes en terapia y personal de salud del Ineram protestaron ayer por la falta de fármacos e insumos básicos.Archivo, ABC Color

Cargando...

La grave situación que atraviesa el país por el incremento de la cantidad de pacientes en cama a causa del covid-19, que representa un récord histórico hasta ahora, empeora aún más por la falta de fármacos, principalmente para la atención de enfermos intubados en terapia intensiva.

Ayer familiares de pacientes y funcionarios del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), considerado como uno de los hospitales insignia de la lucha contra el coronavirus, salieron a gritar “basta” y clamar soluciones por parte del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) y del Gobierno Nacional.

Ya en una situación desesperada, el personal de salud alegó que “no serán cómplices” de la muerte de los pacientes que se encuentran internados en las salas de terapia intensiva del centro asistencial y no logren superar la enfermedad por la inexistencia de remedios. En la tarde del martes, el director del Ineram, doctor Felipe González, incluso decidió poner su cargo a disposición al sentir la frustración de no poder brindar una solución a la angustia que padecen por la falta de medicamentos.

Según denunciaron los familiares de internados, la carencia no existe solo en unidades de terapia intensiva, ya que también deben proveer al hospital hasta de insumos básicos como agua destilada y bicarbonato de sodio.

Algunas personas aseguraron a ABC que inclusive ya gastaron alrededor de G. 50.000.000 en medicinas, en tanto que otros –en medio de lágrimas– agradecieron la solidaridad de quienes abandonan su internación y entregan todos sus medicamentos sobrantes a quienes todavía los necesitan.

“El atracurio (sedante para intubados) es muy caro, a nosotros nos costó plata, ahora estamos donando. Somos humildes y jamás vamos a aprovecharnos de esto. Llegamos a pagar hasta G. 150.000 por una sola dosis”, expresó entre llantos y aplausos doña Paulina Cardozo, quien perdió a su marido a causa del covid-19 y generosamente entregó un pequeño lote de atracurio a quienes pasan día y noche frente al Ineram.

Así como doña Paulina, muchos otros, impulsados por la solidaridad, también buscan apoyar a parientes y amigos en la difícil situación, a través de sorteos de premios, polladas y actividades que dejan alguna ganancia para colaborar con los millonarios gastos médicos. En su mayoría, los familiares de pacientes ubicados frente al Ineram alegan que están aguantando la situación gracias a la ayuda económica que reciben, pues a muchos no les queda más nada que vender o empeñar.

Es penosa la situación por la que atraviesa el Ineram. El hospital viene sobrellevándola desde octubre último, mes en que comenzó a subir el número de contagios y que ahora reporta su máximo histórico en internaciones.

Además de atracurio, un fármaco sumamente utilizado en grandes cantidades por día como relajante en el paciente intubado, hacen falta midazolam, lozartán, omeprazol, nitroglicerina, furosemida, heparina, agua destilada y bicarbonato de sodio.

Récord de 1.341 casos y 21 fallecidos

El informe covid de Salud Pública comunicó anoche un total de 21 fallecidos, sumando así 3.239 defunciones. Asimismo, se confirmaron 1.341 contagios nuevos de 3.551 muestras procesadas. Con relación a los pacientes en cama, las cifras siguen mostrando números elevados con 1.103 internados, 270 en Unidad de Terapia Intensiva (UTI) mientras que 993 personas superaron la enfermedad, totalizando así 136.366 recuperados. Los casos activos ascienden a 22.858. Los fallecidos son de Asunción, Central, Alto Paraná, Itapúa, Caazapá, Guairá, Amambay, San Pedro, Canindeyú, Caaguazú y Paraguarí.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...