Usar excedentes para hacer baterías de autos eléctricos, sugiere Folch

Usar el excedente de energía eléctrica que tiene el país en Itaipú para formar parte de la cadena de valor de la industria automotriz de vehículos eléctricos, recomienda la investigadora norteamericana Christine Folch.

En su presentación, Christine Folch mostró cuáles son las marcas que tienen fábricas en Brasil y que en el futuro, fabricarán vehículos eléctricos porque esa será la demanda mundial.
En su presentación, Christine Folch mostró cuáles son las marcas que tienen fábricas en Brasil y que en el futuro, fabricarán vehículos eléctricos porque esa será la demanda mundial.Archivo, ABC Color

Que Paraguay use su energía eléctrica excedente para generar desarrollo es lo más conveniente para el país, manifestó la investigadora norteamericana Christine Folch, en su disertación acerca de qué nos depara la revisión del Anexo C del tratado de Itaipú. “Aprender del ejemplo de Brasil, pero también del pasado de Paraguay”, sugirió.

Dio como ejemplo de progreso y desarrollo a imitar “el milagro de los tigres asiáticos: Corea, Indonesia y Singapur”. “Los tigres asiáticos, entre Estado y academia, estudiaron el futuro de la demanda mundial. No lo que tenían dentro de sus países. Y apuntaron el futuro de sus industrias para satisfacer esa demanda en el futuro. No eligieron la tecnología porque fuera su fuerte, sino que estudiaron la industrialización del futuro”, refirió.

Por ello, la recomendación de la profesora e investigadora de la Universidad de Duke (de Estados Unidos), es apostar a la utilización del superávit de energía eléctrica. “Enfocarse en usar la energía para generar el desarrollo. ¿Hacia dónde va la economía mundial y cómo Paraguay podría insertarse? ¿Cómo podría negociar el uso de su energía para lograrlo? ¿Qué estrategias se podrían desarrollar para atraer socios dentro de la nueva tendencia industrial en el mundo?”, dijo.

En ese punto, aconsejó estudiar hacia donde va la economía mundial e indicó que la industrialización del siglo XXI es de las industrias y tecnologías verdes. Es decir, de sistemas de gestión respetuosos con el medio ambiente, que permitan una gestión eficaz y sostenible.

Movilidad eléctrica

Folch hizo referencia a cientos de artículos que están publicados sobre el futuro en transporte eléctrico, comentando que en China pretenden que, desde el 2030, el 40% de sus autos nuevos sean eléctricos.

Su grupo de investigación de la universidad planteó que Paraguay sea parte de la cadena de valor de los vehículos eléctricos.

Detalló que en el año 2020, de un listado de los cinco autos eléctricos más vendidos en Europa, China y Estados Unidos, varios tienen fábricas en Brasil. Y que aunque esas empresas aún no están produciendo vehículos que se muevan a electricidad, en el futuro sí lo harán.

“Lo que hemos sugerido es que Paraguay forme parte de la cadena de valor de los vehículos eléctricos. En Argentina, Bolivia y Chile, está el triángulo del litio, donde están los depósitos más grandes de litio. Paraguay tiene excedente enorme de energía que no está usando y está siendo cedido a Brasil, y Brasil tiene una industria automotriz bastante importante”, planteó.

Por lo que dijo que en Paraguay se puede usar el litio para producir baterías de litio que formarían parte de una industria automotriz en Brasil. “Esto sería de interés de Paraguay, Brasil y sus vecinos. Lo que falta es un plan de industrialización, que aproveche su energía para generar desarrollo de calidad para la gente”, enfatizó.

Lo predecible es la renta, señaló

En la charla organizada por el Frente Parlamentario contra la Corrupción e Impunidad, que preside la diputada Kattya González, Christine Folch manifestó que lo más predecible que suceda con la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú es que Paraguay busque más renta y que Brasil proponga energía barata. Pero, en cambio, recomienda usar la energía en el país.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.