Subsidios y apoyo a sector empresarial en nueva ley

Más recursos para salud, aportes al Fogapy e IPS, subsidio a trabajadores, exoneración de servicios básicos, son algunas de las medidas del nuevo proyecto de ley de emergencia, que requerirá unos US$ 365 millones.

Plan de emergencia requerirá unos US$ 365 millones.
Plan de emergencia requerirá unos US$ 365 millones.Archivo, ABC Color

El viceministro de Economía, Iván Haas, anunció ayer en conferencia de prensa que el proyecto de ley de medidas de consolidación económica y contención social, prevé –entre otros puntos– destinar US$ 45 millones al Instituto de Previsión Social (IPS), que ya benefició a 155.782 trabajadores. Además, se establece la exoneración del 50% por seis meses de los servicios básicos ANDE y Essap para los sectores gastronómicos, eventos, turismo, hoteles, servicios. Se incluye, igualmente, a los trabajadores formales de la ley de subsidio de frontera.

En cuanto al Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) se otorgará una capitalización adicional de US$ 25 millones, US$ 20 millones se asignarán para la creación de un fondo para mipymes y cuentapropistas, que será administrado por el Banco Nacional de Fomento (BNF) y permitirá el acceso a 1.000 créditos, según detalló Haas. Y US$ 3 millones se prevén para la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), para otorgar kits de alimentos a los trabajadores y familias vulnerables.

El viceministro y secretario del Equipo Económico Nacional (EEN) acotó que entre las medidas incluidas está el subsidio de 50% del salario mínimo para trabajadores independientes formales del rubro gastronómico, eventos, hoteles, turismo y entretenimientos. Asimismo, prevén la suspensión de multas y costos de cheques bancarios que no tuvieran provisión de fondos por un año.

Racionalización de gastos y aporte del FMI

En cuanto a la financiación de este proyecto, el viceministro detalló que dentro de la propuesta se establece la posibilidad de que el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda, pueda realizar modificaciones presupuestarias independientemente a la fuente para financiar el sistema de salud y programas sociales.

También se introducen acciones para racionalizar el gasto como prohibir llamados y adjudicación de provisión de servicios de catering, suspensión de aumentos salariales, nuevos nombramientos, promociones y contrataciones, entre otros.

En total se necesitarían unos US$ 365 millones para financiar estas medidas, unos US$ 115 millones provendrían de reasignación del Presupuesto 2021, mientras que US$ 250 millones de una capitalización que realizaría el Fondo Monetario Internacional (FMI) en julio. Esto será a través de Derechos Especiales de Giros (DEG). Haas detalló que esta capitalización del FMI será un aporte del citado organismo del cual Paraguay forma parte como miembro, y no será reembolsable. El derecho de giro una vez confirmado formará parte de los activos de Hacienda, que a su vez deberá canjear estos valores en el mercado internacional según la necesidad. El costo administrativo es del 0,5% anual, según explicó.

Finalmente, indicó que la propuesta será socializada entre esta semana y la próxima con los distintos sectores económicos a fin de presentar el proyecto en el Congreso de la nación la semana entrante.