Nueva tarifa técnica pretende sincerar precios del mercado

La nueva fórmula de la tarifa técnica del pasaje del transporte público de pasajeros, si bien pretende sincerar los precios del mercado en base a una actualización de las variables de costos, no garantiza eliminar vicios y beneficios del sector.

El economista Manuel Ferreira junto a especialistas de MF y Enfoque Económico detallaron ayer sobre las implicancias de la nueva  tarifa técnica del transporte público de pasajeros.
El economista Manuel Ferreira junto a especialistas de MF y Enfoque Económico detallaron ayer sobre las implicancias de la nueva tarifa técnica del transporte público de pasajeros.Archivo, ABC Color

Víctor Gamarra, especialista de MF Economía detalló sobre algunas modificaciones introducidas en el cálculo de la tarifa técnica que se realiza en casi 15 años. Por ejemplo dijo que anteriormente se calculaba sobre la base fija de unos 750.000 pasajeros en el área metropolitana para los buses convencionales y 315.000 pasajeros para el diferencial. Ahora (en pandemia) son 180.000 usuarios para convencional y 150.000 para el diferencial” detalló. Un dato no menor en la incidencia del subsidio que reciben los transportistas.

Otra gran diferencia, radica en que muchas veces se pagó el subsidio sobre la flota total. Por ejemplo, se pagaba sobre 1.088 vehículos, pero en realidad solo 763 podían operar y en la calle estaban operando apenas 553. Ahora, el que va a cobrar subsidio, va a ser el que se mueva”, dijo a su vez el economista Manuel Ferreira en ABC Cardinal.

Los especialistas de MF Economía detallaron que la tarifa técnica presenta un incremento de base en comparación al anterior. El informe ya fue presentado al Viceministerio de Transporte para su análisis y consideración a fin de evaluar eventuales modificaciones en el precio del pasaje al público o reestructuración en el esquema de subsidios al sector del transporte.

Finalmente, la decisión del ajuste del precio del pasaje del transporte público es una decisión política y por ahora el Gobierno no consideraba elevarlo, aunque tampoco descartó para adelante ajustar los costos.

La estructura de costos de los transportistas públicos incluye los gastos de cada vehículo cada mes, por kilómetro recorrido. Se considera la cotización del dólar, el precio del combustible, neumáticos, salario de los choferes, mecánicos, entre otros. Además, entre las variables se encuentran también la cantidad de pasajeros.

Sin embargo, en el sector del transporte público hace falta una reforma completa del servicio (no solo de la tarifa técnica), que hoy mantiene en zozobra a los usuarios, con “reguladas” y buses en mal estado, entre otros cuestionamientos.