Autor confeso del secuestro y crimen de Cecilia purgará 34 años en prisión

Óscar Luis Benítez participó del “comienzo al final”, afirmó ayer el Tribunal de Sentencia que lo condenó a 34 años de reclusión por el secuestro y crimen de la hija del expresidente Raúl Cubas Grau, Cecilia Cubas Gusinky (2004). El hombre actuó como líder del grupo operativo.

El defensor Juan Carlos Valenzuela (izq.) y el fiscal Rogelio Ortúzar (der), atentos a la  sentencia del Tribunal.
El defensor Juan Carlos Valenzuela (izq.) y el fiscal Rogelio Ortúzar (der), atentos a la sentencia del Tribunal.Diego Peralbo

El Tribunal de Sentencia presidido por el juez Carlos Hermosilla e integrado por Héctor Fabián Escobar y Sandra Farías, condenó a 24 años de pena privativa de libertad y 10 años de medidas de seguridad a Óscar Luis Benítez, por secuestro y homicidio doloso agravado.

El colegiado declaró al acusado coautor del secuestro y crimen de la hija del expresidente de la República Cecilia Cubas Gusinky, ocurrido en setiembre de 2004.

La condena coincide con la pena solicitada por el Ministerio Público, representado en el juicio por el fiscal Rogelio Ortúzar.

La semana pasada, Benítez se declaró culpable del secuestro y muerte de Cubas, y pidió perdón a su familia.

En coherencia con esa postura, el defensor público Juan Carlos Valenzuela se limitó a solicitar al colegiado una pena justa y que se tenga en cuenta la confesión de su representado.

Participó del inicio hasta el final

El presidente Hermosilla destacó el profuso material probatorio presentado en juicio evidencian la participación del acusado desde el inicio hasta el final.

Óscar Benítez, a quien la Fiscalía señala como responsable del brazo armado del extinto Partido Patria Libre, fue detenido en Brasil en noviembre de 2017, tras 12 años prófugo, y fue extraditado a Paraguay en 2019.

Cecilia Cubas Gusinky, de 31 años de edad, hija del expresidente Raúl Cubas y la exsenadora Mirta Gusinky, fue secuestrada el 21 de setiembre de 2004, a las 18:45, cuando sus captores atacaron con armas de fuego el vehículo en que la mujer se dirigía a su residencia en el barrio Laguna Grande de San Lorenzo.

En noviembre de ese año, la familia de Cubas hizo un pago de 300.000 dólares para la liberación de la joven.

El 16 de febrero del 2005, el cuerpo sin vida de Cecilia fue hallado enterrado en una vivienda del barrio Mbocayaty de Ñemby.

Víctima fue enterrada viva

El director de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público, Dr. Pablo Lemir, precisó que la causa de muerte de Cubas fue asfixia y que las evidencias revelan que la mjer –que tenía la nariz y boca cubiertas con cinta de embalaje– fue enterrada con vida en la cripta donde se le encontró.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.