CGR confirma que se violó el Tratado y que hubo una elevada deuda ilícita

La CGR, en su informe final sobre la auditoría de la deuda de Itaipú, confirmó que la cuenta espuria sube a US$ 4.193 millones, que se benefició a Eletrobras y perjudicó a Itaipú y al Paraguay. Según las hipótesis de la Contraloría, la misma habría sido saldada entre 2014 y 2016.

Augusto Paiva, subcontralor; Camilo Benítez, contralor, e Irene Cuevas, supervisora del equipo auditor.
Augusto Paiva, subcontralor; Camilo Benítez, contralor, e Irene Cuevas, supervisora del equipo auditor.Archivo, ABC Color

Del resultado de los trabajos de auditoría realizados por la CGR sobre la deuda de Itaipú se resalta la abierta violación al Tratado de la entidad binacional en la aplicación de sus tarifas.

“En 1984, Itaipú determinó el suministro de energía eléctrica en forma gratuita y en el año 1985 estableció una tarifa provisoria. En tanto que en 1986, los representantes brasileños solicitaron la reducción de la tarifa establecida de acuerdo al Tratado, porque el Brasil no se encontraba en condiciones económicas de pagar. A raíz de eso, Itaipú determinó la aplicación de tarifas por debajo del costo del servicio de electricidad durante los años 1985 al 1997, generando el aumento de su deuda, precisamente con la empresa brasileña Eletrobras”, indica.

“Esta situación empujó a Itaipú a subir su tarifa durante los años 1998 al 2020, de manera a restablecer cierto equilibrio económico, por encima de lo establecido en el estudio tarifario realizado por su Dirección Financiera. Este estudio había establecido una tarifa media constante de 17,10 US$/Kw (mes); sin embargo, su aplicación en ese momento ya no permitía cubrir las deudas, que aumentaron considerablemente por falta de pago en el periodo 1985-1997”.

En la conclusión de este Informe Final, resultante de la verificación de los informes y documentos a los que tuvo acceso la CGR, proveídos por la entidad auditada, relacionados con la deuda de la entidad binacional, se destaca que las medidas adoptadas por los miembros del Consejo de Administración y del Directorio Ejecutivo de Itaipú Binacional, al determinar la aplicación de tarifas por debajo del costo del servicio de electricidad, durante los años 1984 a 1996, a excepción del año 1991, en clara transgresión del artículo IV.1 del Anexo C del Tratado, incidieron sustancialmente a nivel económico y financiero en la entidad.

Esta situación ocasionó el aumento indebido e ilegal del saldo de su deuda que, a diciembre de 2020, asciende a US$ 3.856.790.000, saldo del cual US$ 3.629.057.000 corresponde a la deuda con Eletrobras (incluida la cesión al Tesoro Nacional Brasileño), equivalente al 94% de la deuda total de Itaipú.

Esta conclusión se fundamenta en las irregularidades evidenciadas y señaladas en el documento del ente contralor, que menciona que desde el año 1985 al año 1997, a excepción del año 1991, al aplicar Itaipú la tarifa inferior al costo del servicio de electricidad, a pedido de los representantes brasileños, alegando dificultades económicas y con la complacencia de los representantes paraguayos, en clara violación al artículo IV.1 del Anexo C del Tratado, dejó de percibir el importe de US$ 1.757.128.833,22 y generó una deuda ilegal de US$ 4.193.000.000 en contra de sus propios intereses y a favor de Eletrobras.

Trato desigual a la ANDE

Ante una situación similar de incapacidad de pago (como la que aquejó al Brasil entre 1985 y 1997), Itaipú le financió sus facturas vencidas a la ANDE de los años 1999, 2000 y 2001 (febrero) a una tasa del 12% anual. En igualdad de condiciones, la misma alternativa de financiamiento se pudo haber dispuesto para el Brasil ante la imposibilidad de pago de la tarifa establecida en el Tratado, para así evitar transgredir lo estipulado en el mismo. Sin embargo, en ese caso se optó por una medida que generó beneficios a Eletrobras y el Estado Brasileño, añade el documento.

En caso de que hubiera sido financiada a Eletrobras, la porción de la tarifa que no se encontraba en condiciones de pagar durante los años 1985 a 1997, con los intereses acumulados y proyectados al 2020, Itaipú habría recibido US$ 59.476.117.364,95 de Eletrobras. Con esta suma, Itaipú ya hubiera cancelado su deuda con la misma entidad muchos años atrás. Sin embargo, la deuda de Itaipú con Eletrobras sigue vigente y se estima su cancelación en el año 2023, cuando el Anexo C sea revisado, según lo establece el Tratado, agrega el informe final.

Agrega la CGR que la deuda de Itaipú con Eletrobras debió refinanciarse en 1990 por US$ 9.336.600.000,00 y de nuevo 1997, Contrato Nº 1480/97, por US$ 16.225.001.360,49, que es el Contrato que continúa vigente con un saldo de US$ 3.629.057.000 a diciembre de 2020.

“Las irregularidades detectadas por la CGR, expuestas a lo largo del Informe final, demuestran claramente que todas ellas fueron en beneficio de Eletrobras y del Estado brasileño y en perjuicio de la ANDE y del Estado paraguayo, a pesar de ser la Entidad Binacional Itaipú propiedad del Estado paraguayo y del Estado brasileño en partes iguales, con los mismos derechos y las mismas obligaciones”, indican en un resumen.

En perjuicio del Estado y de la ANDE

“Las irregularidades detectadas por la Contraloría General de la República (CGR), expuestas a lo largo del Informe final, demuestran claramente que todas ellas fueron en beneficio de Eletrobras y del Estado brasileño y en perjuicio de la Administración Nacional de Electricidad (ANDEI y del Estado paraguayo, a pesar de ser la Entidad Binacional Itaipú propiedad del Estado paraguayo y del Estado brasileño en partes iguales, con los mismos derechos y las mismas obligaciones”. La categórica conclusión no deja lugar a los recurrentes titubeos de las autoridades paraguayas. Exigen una postura.