Condenan a 24 años de cárcel a González Sosa por el doble crimen a guardaparques

El Tribunal de Sentencia condenó a 24 años de cárcel a Hugo Andrés González Sosa por el doble homicidio de los guardaparques Rumildo Toledo (36) y Artemio Villalba (51), ocurrido el 18 de agosto del 2018 en la Reserva Natural Tapytã de San Juan Nepomuceno, administrada por la Fundación Moisés Bertoni. En tanto, los hermanos Robert, Braulio y Arnaldo Ramón Alcaraz González recibieron la pena de 2 años de prisión por el caso, pues estos no tuvieron participación directa en el crimen.

Hugo Andrés González Sosa, condenado por el doble crimen a 24 años de cárcel.
Hugo Andrés González Sosa, condenado por el doble crimen a 24 años de cárcel.

Cargando...

El Tribunal de Sentencia integrado por los jueves Eugenio Fusler (presidente), Carlos Antonio López y Mario Miranda encontró culpable a Hugo Andrés González Sosa del asesinato de los guardaparques Rumildo Toledo y Artemio Villalba, y le dio una condena de 24 años de cárcel.

El Ministerio Público, en tanto, había solicitado la pena de 28 años de prisión, atendiendo la gravedad del crimen, informó el corresponsal de ABC Color, Antonio Caballero.

El tribunal también sentenció a dos años de cárcel a los hermanos Robert, Braulio y Arnaldo Ramón Alcaraz González porque, de acuerdo con los magistrados, estos no participaron directamente del asesinato y colaboraron en todo momento con la investigación.

Así ocurrió el doble crimen en la reserva

El doble homicidio de los guardabosques ocurrió un sábado 18 de agosto pasado el mediodía cuando una de las víctimas recibió la información de que un grupo de cazadores furtivos se disponía a ingresar a la reserva natural con el propósito de matar animales silvestres en vía de extinción. Los guardaparques Rumildo Toledo y Artemio Villalba, en compañía de otro compañero, Felipe Chávez, realizaron una patrulla en la zona indicada por el informante. Cerca del arroyo Tajay se encontraron con los intrusos, varios de ellos comenzaron a escaparse hacia el cauce hídrico que sirve de límite entre Tavaí y San Juan Nepomuceno. Los guardaparques realizaron disparos intimidatorios sobre los cazadores ilegales. Mientras que uno de los cazadores, quien se habría posicionado hacia el otro lado del arroyo Tajay realizó dos disparos de escopeta hiriendo a Rumildo Toledo y Artemio Villalba en la altura de la cabeza. Toledo falleció en el acto en tanto que Villalba fue auxiliado y murió días después en emergencia médica.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...