Contrabando de pescado genera millonarias pérdidas

J. Eulogio Estigarribia. Los piscicultores del rubro del pacú y tilapia, son muy afectados por el contrabando masivo de la carne de ambos pescados que ingresan en forma ilegal de países vecinos como Brasil y Argentina. Los productores dejan de percibir unos USD 9.000.000 a causa del flagelo.

Los piscicultores agobiados por el contrabando.Víctor Daniel Barrera, ABC Color
audima

Uno de los productos que más se contrabandean hacia nuestro país es el filete de tilapia y segundo lugar, la carne del pacú, esta última variedad ya registra escasez en los ríos de nuestro país.

El contrabando masivo también representa un serio peligro para los consumidores, pues la carne de los pescados requieren de una cadena de frío constante y una supervisión minuciosa para evitar su descomposición, sin embargo, los productos que entran del exterior no cuentan con ningún control de calidad y el trato que se dedica no son acordes para estos tipos de alimentos.

Uno de los productores de esta ciudad, Bennie Hildebrand, explicó que el 50% de lo que se comercializa en nuestro país es de contrabando y que no tienen la calidad necesaria para ser comercializados. Explicó que países como Brasil y Argentina son grandes productores de tilapia y pacú, y exportan muchas cantidades especialmente a Estados Unidos, sin embargo, los que no cuentan con la calidad necesaria, son enviados a nuestro país para ser vendidos a bajo precio.

Indicó que esta situación causa que el rubro no pueda afianzarse en nuestro país y que anualmente genere una perdida de unos USD 9.000.000 que deberían parar en arcas de los productores nacionales.

Bennie Hildebrand, productor de tilapia y pacú de J. Eulogio Estigarribia.

Señaló que diariamente produce unos 3.000 kilos de filetes de carne de tilapia y todos son comercializados en puestos de ventas de la empresa o en supermercados. Agregó que ningún restaurante del país compran los productos, situación que indica que muchos de los locales gastronómicos adquieren carne de pescados ingresados de contrabando.

Los productores piden a las autoridades fronterizas reforzar los controles y velar por la producción nacional y de la salud de la gente de nuestro país.