Muchas advertencias sobre sacerdote de CDE

El obispo de Scranton advirtió al obispo Rogelio Livieres, al Nuncio Apostólico en Paraguay y al Nuncio en EE.UU. que el denunciado sacerdote Carlos Urrutigoity era una “seria amenaza para jóvenes”. Lo dice una declaración oficial de la diócesis de Scranton.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/C4O7QCHIIVERPPNBRYFLYXAZ7Y.jpg

Todos en Paraguay sabían que el actual número dos en el poder de la diócesis de Ciudad del Este era una amenaza para niños, adolescentes y jóvenes; aún así, el hombre hoy día es el número 2 en el poder de la iglesia católica en Ciudad del Este y encima le asignan la pastoral de jóvenes.

La ex cabeza de la Diócesis de Scranton (EE.UU.), el reverendo Joseph Martino, reportó su “seria preocupación por este clérigo a los oficiales de la Iglesia apropiados, incluyendo al obispo Rogelio Livieres, obispo de la Diócesis de Ciudad del Este, Paraguay; el nuncio apostólico en Paraguay; y el nuncio apostólico en los Estados Unidos.

Dice el documento que obra en la página de la diócesis de Scranton que el obispo “claramente” expresó sus dudas sobre el “padre Urrutigoity, que fue identificado como una seria amenaza para la gente joven. El obispo Martino, además, expresó clara y consistentemente sus grandes dudas sobre la idoneidad de este clérigo para ejercer el sacerdocio y recomendó al obispo de la Diócesis de Ciudad del Este, Paraguay, que no permita al padre Urrutigoity incorporarse a su diócesis. A pesar de estas serias advertencias, el obispo Rogelio Livieres informó a la Diócesis de Scranton que permitiría al padre Urrutigoity incorporarse a su diócesis en Paraguay”, dice el documento.

La Diócesis de Scranton continúa reiterando sus esfuerzos en este asunto particular a pesar de lo que parece ser una falta de reciprocidad en este caso particular. Reconociendo la frustración que trajo este caso, el reverendo Joseph C. Bambera, D.D., J.C.L., obispo de Scranton, comentó que “cada caso de abuso sexual es horrible y deja heridas profundas”. “Casos como este exigen la promesa de cada diócesis, parroquia y escuela en la Iglesia de hacer todo lo que podamos para aprender de los errores del pasado y establecer medidas preventivas para el futuro”, agregó.

La diócesis de Scranton sacó este documento luego que recrudecieron las reveladoras publicaciones con testimonios de jóvenes y adolescentes que reportaron comportamientos indebidos del sacerdote. En una nota del diario Pocono Record en el mes de marzo se supo por primera vez el resultado de una evaluación del conocido Southdown Institute, en Canadá, que hace evaluaciones sicológicas. El instituto canadiense se especializa en tratar a clérigos que tienen problemas de índole sexual.

¿Qué dice la evaluación que hizo el Southdown del cura argentino? “En vista del creíble alegato del seminarista (John Doe), su práctica confesa de dormir con niños y jóvenes y la preocupante evaluación del Southdown Institute, el padre Carlos Urrutigoity debería ser removido de su sacerdocio; sus facultades deberían ser revocadas; se le debería pedir que viva de forma privada”.

Tras las nuevas publicaciones, monseñor Pastor Cuquejo anunció que el religioso sería nuevamente investigado, esta vez incluso desde la misma Santa Sede.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.