Fahd Jamil es libre en Brasil

PEDRO JUAN CABALLERO. Tras ser condenado en la clandestinidad a 30 años de prisión, la justicia brasileña extinguió todos los procesos que pesaban contra el “padrino” de la frontera.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SAK2GTDYQNFJTLEZQHTNMJOSTA.jpg

Cargando...

Tras ser condenado en la clandestinidad en dos procesos cuyas sentencias superaron los 30 años de prisión, se inició una búsqueda en todo el territorio brasileño que incluyó una orden de captura para extradición en territorio paraguayo.

La semana pasada, las autoridades del Supremo Tribunal de Justicia del Brasil extinguieron todos los procesos que pesaban contra el poderoso hombre de frontera y lo declaró libre de culpa y pena, por lo que ya puede circular libremente en todo el territorio brasileño, además de recuperar todos sus bienes que habían sido incautado por la justicia.

Jamil considerado el “Padrino” de esta frontera. Comenzó a tener serios problemas desde el mes de junio del 2005, año que el juez federal brasileño Odilón De Olivera inició un proceso contra el hasta entonces intocable hombre fuerte de esta frontera.

En junio, unos días después de su cumpleaños, el juez Odilón de Oliveira, había indicado a medios de prensa que el “regalo” estaba hecho para Jamil y efectivamente el 8 de junio del 2005, la Policía Federal brasileña allanó la mansión de Jamil en Ponta Porã con el propósito de capturarlo, sin embargo Jamil -tras recibir aviso del eminente allanamiento de su vivienda- logró huir y desde entonces por siete años vivió en la clandestinidad hasta la semana pasada, en que todos los cargos en su contra fueron levantadas por la justicia brasileña.

Fahd Jamil fue acusado por el juez De Oliveira por tráfico de drogas, evasión fiscal y lavado de dinero, por lo que el juez lo condenó a más de 30 años de prisión y ordenó su captura internacional.

Durante ese periodo, por pedido del juez de Oliveira, casi la totalidad de los bienes de Jamil fueron confiscados por la justicia brasileña y se inició una verdadera razzia contra los bienes de Jamil y la persecución e investigación de toda su familia y sus socios comerciales de esta frontera.

Según los abogados Josephino Ujacow y René Siufi, no quedaron comprobadas ninguna de las acusaciones en la que se basó el juez De Oliveira para condenarlo. “Eran apenas obras de la fértil imaginación acusatoria de este juez”.

Según fuente cercana a Jamil, el mismo estaría en estos momentos en São Paulo, específicamente en el hospital Sirio-Libanés, para un chequeo médico, y que en cualquier momento estaría llegando hasta su mansión en Ponta Porã.

El “Padrino” tiene muchas cosas pendientes que resolver en esta frontera. Durante su obligatoria ausencia muchas cosas ocurrieron. Uno de los temas principales es la desaparición y asesinato de su hijo Daniel Álvarez Georges, quien es conocido en el Paraguay por ser apuntado por la justicia paraguaya como uno de los autores morales del asesinato de Santiago Leguizamón.

Lo cierto es que apenas Jamil cayó en desgracia, numerosas personas que antes eran socios comerciales y amigos íntimos de Jamil, rápidamente se desentendieron de él e incluso algunos, como los hermanos José Carlos Acevedo y Roberto Acevedo, intendente municipal de esta ciudad y senador nacional respectivamente, acusaron a Jamil de ser uno de los mayores narcotraficantes de esta frontera.

Lo cierto es que reina una gran incertidumbre en relación a lo que el “Padrino” venga a realizar una vez que nuevamente llegue a esta frontera. Lo primero es que de seguro investigará el hecho de desaparición de su hijo, como así también el comportamiento de numerosas personas en esta frontera, que tras amasar grandes fortunas bajo el amparo y protección de Jamil, rapidamente lo negaron e incluso se unieron a sus acusadores para apuntarle como uno de los mayores delincuentes de esta frontera.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...