Llegan aguas del Pilcomayo

Las aguas del río Pilcomayo llegarían esta tarde a General Díaz (Boquerón), ya que se encuentran a solo cinco kilómetros de esta localidad a pesar de la temporada de aguas bajas, según informó la firma encargada de los trabajos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4EG5GMFNCZHYBDNAWX46ORRBNM.jpg

El Ing. Francisco Griñó, presidente de T & C, empresa encargada de los trabajos en la embocadura y en 50 kilómetros de cauce del Pilcomayo, explicó a nuestro diario las tareas realizadas. La firma fue adjudicada con el lote 1, por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

“El río hizo 300 kilómetros en 24 días, por lo que se puede decir que ha recorrido 12,5 kilómetros por día. Y posiblemente esta tarde o mañana ya esté llegando al Fortín General Díaz, ya que las aguas están a menos de cinco kilómetros de este sitio histórico”, señaló el empresario.

De acuerdo con lo indicado, eso fue posible gracias a que se concluyeron en tiempo y forma los trabajos de ampliación, limpieza, profundización y optimización de los canales de la captación y conducción de las aguas del río Pilcomayo en el tramo Embocadura hasta el kilómetro 50 del tramo.

PUBLICIDAD

“Las aguas están entrando en plena temporada de aguas bajas, lo que no ha ocurrido en los últimos nueve años, así que estamos felices del trabajo realizado”, agregó. Los datos oficiales indican que en años anteriores el cauce del Pilcomayo no ingresó durante el periodo de aguas bajas, lo que derivó en daños ecológicos importantes al ecosistema y a la producción agropecuaria del Chaco.

“La empresa ha utilizado alrededor de cincuenta máquinas, entre topadoras, excavadoras, compactadoras y draga, para realizar las tareas de apertura de la embocadura y de ampliación, profundización y limpieza del cauce del Pilcomayo en casi 50 kilómetros. Además, hemos subcontratado a la empresa Líneas Panchita G que se ha encargado de las tareas de rehabilitación del Pilcomayo en 1,3 kilómetros. El 80% de las tareas se realizaron con las máquinas tradicionales y solamente el 20% con las dragas, ya que estas solamente se pueden usar en donde hay agua, por lo que se usaron solamente en la zona de la embocadura”, explicó Griñó.

El presidente de T &C dijo finalmente que el Pilcomayo cuenta con aguas bajas o muy bajas entre 7 a 9 meses al año, por lo que las tareas realizadas para asegurar el ingreso de aguas en periodo de sequía son de gran importancia para permitir el llenado de los esteros, tajamares y mantener saludable el ecosistema. Además, para alentar el desarrollo de las fuerzas productivas, ya que la disponibilidad del vital líquido la mayor parte del año permitirá el crecimiento de las actividades agrícolas y ganaderas, según lo resaltado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD