hambre

Niños indígenas pasan necesidades en las narices de instituciones que deberían velar por su protección.
Multitudinaria, y con mucha aglomeración, por cierto, fue la manifestación que se hizo frente a la sede de Itaipú en Asunción.
Un niño recibe un plato de comida luego de formar fila frente a un centro de distribución de alimentos en Río de Janeiro, Brasil.
Cuarentena con rostro de hambre