¿Qué ofrecen los inodoros modernos?

El inodoro ya no es más solo un recipiente de cerámica provisto de una cisterna con agua para limpiar todo aquello de lo que no queremos hablar. Hay inodoros que son productos de alta tecnología con un montón de funciones adicionales.

Inodoro sin rebordes en su interior.
Más moderno es también más higiénico. El inodoro sin rebordes en su interior es más fácil de mantener limpio.Duravit AG

Cargando...

Inodoros modernos permiten estar sentado más cómodo

Un inodoro, después de todo, se asemeja a una silla. Uno puede estar sentado relativamente incómodo sobre una superficie dura o más cómodamente si se hicieron algunos ajustes ergonómicos.

El fabricante Toto, por ejemplo, creó, después de analizar la distribución del peso al estar sentados, un asiento que se eleva hacia atrás.

“Eso aporta un ángulo ideal para sentarse para el trasero y la cadera, que de esta manera se alivia”, explica Yuko Hirotsu, directora ejecutiva del departamento de diseño de Toto.

Inodoros modernos extraen olores

Esto es práctico: hay cisternas que tienen integrado un extractor de olores. En el modelo Duofresh de Geberit, por ejemplo, la ventilación arranca de manera automática ni bien uno se sienta sobre el inodoro y extrae el aire directamente del recipiente. Luego, el aire depurado vuelve al ambiente.

Limpieza más práctica

¿A quién le gusta limpiar el baño? Buenas noticias: en los inodoros modernos esto es bastante más sencillo. Las superficies de las tazas en general están libres de poros y son muy lisas, de manera que las excreciones quedan menos pegadas.

Una alternativa: por medio de la tecnología, antes de su uso, se rocía una fina niebla de agua en la fuente del inodoro, lo que humedece la cerámica.

“Eso se hace porque en la cerámica húmeda queda pegada menos mugre que cuando está seca”, explica Mikio Horimoto.

El mecanismo se enciende por ejemplo “cuando el usuario se acerca o cuando está sentado en el inodoro”.

Otros fabricantes trabajaron en la fuerza del chorro de agua. Así, el interior del nuevo modelo de la línea Acanto de Geberit está diseñado como un remolino.

El agua es impulsada así hacia abajo con potencia, lo que, según el fabricante, da un resultado hasta diez veces mejor de lo que establece la norma.

Limpiar menos

Hay otro lugar donde en los inodoros modernos no se puede fijar más la suciedad: en los bordes de descarga, de los cuales sale el agua en los artefactos más viejos y debajo de los cuales se coloca el líquido limpiador. Allí se juntan sedimentaciones, gérmenes y bacterias.

Quien compre un inodoro moderno de algún fabricante de renombre ya no encontrará casi estos bordes. Los inodoros nuevos vienen sin rebordes en el interior de la taza y se promocionan como “rimfree” o “rimless”.

El despliegue para limpiarlos es menor y “se puede renunciar en gran parte al líquido limpiador”, asegura Jens J. Wischmann de la Asociación de Fabricantes de Sanitarios de Alemania (VDS).

Otro tip de limpieza: hay tapas de inodoro que se pueden quitar rápidamente para limpiarlas. Por ejemplo, en el modelo Bento Starck Box de Duravit, que tiene botones para presionar, o en el Acanto de Geberit, que tiene un sistema de empalme.

Protección contra enfermedades

Algunas de las superficies de las tazas están recubiertas con una capa antibacteriana. Duravit asegura que en los modelos con esta capa en el transcurso de 24 horas se limita el 99,9 por ciento del crecimiento de bacterias, entre ellas, las de la e. coli, que generan diarrea.

El fabricante Laufen promociona inodoros con activos que también matan supuestamente bacterias y virus.

Toto recorre otro camino: el fabricante apuesta en su nuevo Washlet Neorest WX a una tecnología que procesa el agua de la cisterna de forma electrolítica.

“Se genera un agua ligeramente ácida, que sirve para matar gérmenes y desinfectar la taza”, explica Horimoto.

“Así la taza queda limpia más tiempo. No se añade química y no hay contaminación del medio ambiente, porque el agua procesada de esta manera no mantiene su efecto mucho tiempo y se transforma otra vez en agua de grifo normal”.

Lavar y secar con secador

Hablando de limpieza: también hay inodoros que se ocupan de hacerlo con las personas. En muchas culturas los baños con duchador ya son muy habituales, sobre todo en Asia. En otros países aún suena extraño.

Son una mezcla de inodoro y bidet y, tras haber hecho las necesidades, limpian la zona íntima.

Muchas veces se puede regular la dirección, la potencia, hasta el tipo de masaje y la temperatura del chorro de agua y guardar en perfiles de usuarios.

A continuación, un secador (como los de pelo) seca la zona. Todo sin utilizar papel higiénico.

Desde hace algunos años los fabricantes de sanitarios intentan imponer también en Europa estos duchadores de inodoro. “Lentamente se imponen. Año a año son más”, dice Jens J. Wischmann.

Mucha tecnología y confort

Y eso se debe también al diseño diferente de las tazas. Los modelos asiáticos muchas veces son macizos y equipados con mucha tecnología.

Ofrecen, por ejemplo, música e iluminación colorida. Eso no encontró aceptación en el mercado europeo hasta ahora.

“Pero los nuevos modelos ya no se pueden distinguir de los inodoros europeos normales”, dice Wischmann. Rectos y delicados se ven, por ejemplo, los nuevos modelos SensoWash de Duravit, Aquaclean Sela de Geberit o Neorest WX de Toto.

El equipamiento tecnológico no se ve desde fuera y muchas veces no se detecta ni mirando en su interior. En muchos modelos, duchador y secador solo aparecen cuando se lo pide.

Limpieza con agua

Para el especialista Wischmann el duchador de inodoro tiene algunas ventajas: la primera es la limpieza. Enjuagar la zona íntima es mucho más higiénico que limpiarla con papel.

Y especialmente las personas con movilidad reducida se pueden beneficiar con este tipo de limpieza y necesitan así menos ayuda cuando van al baño, destaca.

Claro que muchas veces estos cambios solo se pueden hacer refaccionando todo el baño, y es que los duchadores de inodoro en general necesitan conexión eléctrica.

Y entonces este inodoro eléctrico puede ofrecer más cosas: una iluminación nocturna integrada, de manera que no haga falta encender la luz principal.

Y asientos calefaccionados para los días fríos de invierno así como una apertura automática de la tapa ni bien uno se acerca a él.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...