Origen y cómo jugar crucigramas

Los crucigramas son una forma divertida de entretenimiento muy populares en todo el mundo. Estos juegos de palabras desafiantes ofrecen una manera amena de ejercitar tu mente y mejorar tus habilidades de resolución de problemas. En este artículo, exploraremos el origen de los crucigramas y te brindaremos una guía sobre cómo jugarlos de manera efectiva.

Divertite con el crucigrama de ABC Color. Disponible online.
Divertite con el crucigrama de ABC Color. Disponible online.

Cargando...

El precursor de los crucigramas modernos se remonta al siglo XIX. El primer crucigrama conocido fue publicado en el periódico británico “The Sunday Telegraph” el 2 de diciembre de 1913. Fue creado por el periodista e inventor Arthur Wynne, quien lo llamó inicialmente “Palabras cruzadas” (“Crossword” en inglés). El éxito de este crucigrama llevó a su popularización y eventualmente a la creación de juegos similares en todo el mundo.

En la plataforma de juegos de ABC Color encontrarás tres tipos de crucigramas: el CruciVeloz, donde al desafío de completar el crucigrama con las palabras se le suma el tiempo. También está el crucigrama clásico y el English Crosswords, con palabras en inglés.

¿Cómo jugar crucigramas?

Paso 1: Leé el enunciado y mirá el patrón de las casillas blancas

Lo primero que debés hacer al comenzar un crucigrama es leer el enunciado. Esto te dará una pista sobre la palabra que debes encontrar y puede proporcionarte información adicional que te ayude a resolver el acertijo.

A continuación, observá el patrón de casillas blancas en el crucigrama. Estas casillas en blanco representan las letras de las palabras que debes descubrir. Algunas casillas pueden tener números, lo que indica que esa palabra tiene conexiones con otras palabras en el crucigrama.

Paso 2: Completá las palabras más sencillas primero

Una vez que hayas examinado el enunciado y el patrón de casillas blancas, comenzá completando las palabras más sencillas del crucigrama. Estas palabras suelen tener letras comunes o palabras que ya conocés.

Al completar las palabras más sencillas, te será más fácil encontrar letras que te ayuden a resolver las palabras más difíciles.

Paso 3: Utilizá las pistas y las referencias

Si te atascas en una palabra, no dudes en utilizar las pistas y referencias proporcionadas en el crucigrama. Estas pueden ser definiciones, sinónimos, juegos de palabras o incluso imágenes que te ayuden a resolver el acertijo.

Además, prestá atención a las palabras que puedas encontrar en las conexiones entre palabras. Estas pueden darte pistas sobre las letras que deben ir en las casillas en blanco.

Paso 4: Asegúrate de que las palabras se crucen correctamente

A medida que completás las palabras en el crucigrama, verificá constantemente que las letras encajen correctamente en las casillas blancas. Si encontrás que una palabra no encaja, probablemente haya un error en tu solución.

Revisá las pistas y las letras que ya has colocado para asegurarte de que todo esté correctamente alineado.

Paso 5: No te rendas

Los crucigramas pueden ser desafiantes, especialmente los más complicados. No te desanimes si te atascas en algún punto. A menudo, tomar un descanso o cambiar a otra parte del crucigrama puede darte una nueva perspectiva y ayudarte a resolver el acertijo.

Recordá que jugar crucigramas es un ejercicio mental y, como cualquier otra habilidad, mejora con la práctica. Cuanto más juegues, más fácil será resolverlos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...