Deriva continental y tectónica de placas

Después de miles de millones de años de su consolidación, la corteza terrestre sigue sufriendo fenómenos geológicos que modifican su relieve; entre ellos, las erupciones volcánicas y los terremotos.


Pero una característica muy peculiar dio origen a una de las teorías más discutidas: las áreas de tierra emergida, o sea, los continentes, formaban una sola masa o bloque continental. Hasta hoy se discute el origen y las causas que pudieron ser responsables de tal fenómeno, casi inimaginable para nuestra mente.

Esta teoría, llamada Deriva Continental, fue propuesta por Alfred Wegener, y según la misma, los continentes formaban una sola masa de tierra (Pangea), la cual se fragmentó en los actuales bloques continentales, que se movieron hasta ocupar su posición actual. Es una teoría que se basa en la observación de que la corteza terrestre sólida está dividida en unas veinte placas de rocas semirrígidas que se mueven presionando unas con otras. Las fronteras entre estas placas son zonas con actividad tectónica donde tienden a producirse sismos y erupciones volcánicas, además de elevación de grandes cadenas montañosas continentales y submarinas.

Wegener creía que las placas de la corteza superior (SIAL) se deslizaban sobre la corteza inferior (SIMA), hasta que se descubrió la Astenosfera, una capa semilíquida entre el manto y la corteza terrestre; este es un material (lava) que asciende hacia la superficie y la tremenda presión que ejerce al salir es, según la tectónica de placas, la causa de que se fragmentara el Pangea (es decir, el SIAL) y empujara a los continentes para que estos se movieran.

Uno de los argumentos más fuertes de Wegener para justificar la deriva continental era que los bordes de los continentes tenían formas que encajaban, como un rompecabezas. Para defender su teoría, Wegener indicó que las formaciones rocosas de ambos lados del océano Atlántico -en Brasil y en África occidental- coinciden en edad, tipo y estructura. Además, con frecuencia contienen fósiles de criaturas terrestres que no podrían haber nadado de un continente al otro. Son famosos los fósiles similares hallados en Australia, América del Sur y África.

En el lecho marino se formaron las llamadas dorsales submarinas, verdaderas cordilleras volcánicas sumergidas, formadas por la salida de la lava de la Astenosfera. Para dejar sitio a esta suma continua de nueva corteza, las placas deben separarse lenta, pero de forma constante.

Cuando una placa presiona contra otra, se produce la llamada subducción (hundimiento); por ejemplo, la placa del Pacífico a lo largo de la costa oeste de América. Las tensiones originadas en esta presión originan las roturas o fallas que preceden a los sismos. El movimiento de una falla puede pasar del fondo oceánico al continente, como la famosa falla de San Andrés, en California, de miles de km. originada en un terremoto.

Allí donde una placa tectónica oceánica es subducida bajo corteza continental, el magma producido hace erupción en los volcanes situados a lo largo de las costas, además empuja el fondo oceánico, se forman los llamados pliegues, elevándolo, originando así cordilleras como los Andes, Rocallosas, Alpes, Himalaya, etc.

Estas zonas caracterizadas por los sismos y erupciones volcánicas, coincidentes con la fricción de una placa con otra, se denomina cinturón de fuego.
Los bordes de las placas en los que no hay choque, así como en el centro, son estables, sin terremotos ni erupciones volcánicas. Los bordes atlánticos de América, África, Europa.

Las erupciones de magma provenientes de la Astenosfera, si son de mucha intensidad, sobresalen del nivel del mar. Así se han formado islas volcánicas, como Japón, Filipinas y las Aleutianas.

Hay nueve placas principales y varias pequeñas, cubriendo toda la superficie terrestre. Los continentes se encuentran sobre placas continentales, como la de Eurasia. Las placas oceánicas, como la del Pacífico, forman en su mayor parte fondo marino.

Evaluación

1.Cita qué placas habrían chocado para que se elevaran:
a. Los Alpes
b. Las Rocosas
c. Los Andes


Fractura y movimiento de los continentes, según la teoría de Wegener, desde hace 200 millones de años hasta la actualidad.
Placas en las que se divide el planeta.
Esquema que muestra cuando una placa (Pacífico) se hunde debajo de otra (A. del Sur). Las zonas donde una placa se hunde bajo otra, fenómeno llamado subducción, originan fosas marinas, la presión levanta cordilleras y origina erupciones volcánicas.
La foto muestra el La Dorsal Medio Atlántica se extiende desde cerca de la Antártica y termina cerca de Groenlandia. A su paso formó Islandia, una isla formada totalmente de rocas volcánicas.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05