Foto Artículo
Víctor Pavón

Seguir endeudándonos sin reformas fue el inicio de un plan suicida para la economía nacional y poner en marcha ideas y proyectos de más impuestos o ajustar los existentes  terminará por destruir al país.
Al legalizarse la droga se reduce su precio, se termina con las utilidades del narcotráfico como también la violencia, la criminalidad y la corrupción que llega a las mismas autoridades.