Olimpia remonta ante River Plate y respira con un triunfo sufrido

Olimpia venció (1-2) en su visita a River Plate, por la 10ª fecha del torneo Clausura. Álvaro Gutiérrez saboreó su primer triunfo liguero como entrenador de un Franjeado que remontó, sufrió sobre el final, pero que logró sonreír en medio de la penosa campaña que está realizando. Por otra parte, el Kelito continúa en la zona de descenso directo.

Recalde (c) festeja su gol con Silva (i), quien envió el centro.
Recalde (c) festeja su gol con Silva (i), quien envió el centro.Silvio Rojas Falcón, ABC Color

Ya con más tiempo de trabajo, el Olimpia de Álvaro Gutiérrez se presentó ante River Plate, en Los Jardines del Kelito con el deseo de lograr la primera victoria en el Clausura, en la era de este entrenador. El cuadro local, que llegaba último en la tabla del descenso, esperaba conseguir un resultado que resonante como en la primera rueda.

En el arranque, el Decano se mostró con más ambición y propuso el juego. A los 6′, de un gran pase de William Mendieta, Ramón Sosa ganó el carril derecho del ataque y al llegar al área, y eludir la marca de Luis Cabral, remató débil, al centro, donde Librado Azcona controló sin dificultad el tiro.

De a poco, el control franjeado bajó en su intensidad y el encuentro quedó deslucido. El Kelito se benefició aunque tampoco propuso mucho. A Guillermo Beltrán lo buscaron bastante con pelotazos largos. Las acciones en las áreas escasearon.

De igual manera, el gol llegó a los 43′, por intermedio de un balón parado. Víctor Dávalos se encargó de la ejecución y su derechazo picó poco antes del contacto con Alfredo Aguilar. El portero cedió el rebote y Mario Otazú, atento, definió con el muslo para poner el 1-0 parcial.

Olimpia igualó el tanteador en el complemento, también de pelota quieta. Un falta sobre el recién ingresado Walter González le permitió a Alejandro Silva instalar el 1-1 a los 50′. El remate del charrúa intentó ser adivinado por Azcona, quien se resbaló y ya no pudo retornar a tiempo para impedir el gol.

El juego agarró cierto dinamismo. Ambos buscaron el segundo. En medio de esto, a los 66′ Agustín Ale reemplazó a Saú Salcedo, por una mala comunicación interna: el DT Gutiérrez, recostado en la decisión de su cuerpo médico, entendió que Salcedo estaba tocado, que por los gestos del defensa saliente se evidenció que no fue así.

Afortunadamente para la visita, Jorge Recalde convirtió esta situación en una anécdota. A los 71′, Silva metió un centro al corazón del área donde el Pollo, sin marca alguna, clavó un cabezazo que significó el segundo tanto.

Luis Cabral, con un bombazo al borde del área, puso hizo tambalear al rival. Su derechazo pasó muy cerca de la portería de Aguilar, a los 73′. Dos minutos después, Olimpia se asomó al tercero con un frentazo de W. González que exigió a Azcona.

El choque ganó en emociones ya que el Kelito apostó todo al empate, se instaló en campo rival y obligó al Decano a defenderse en su terreno. Fueron varias las jugadas que generaron confusión en el área visitante por los centros locales. De una de ellas, Fredy Vera pudo sacar un tiro que rozó el poste izquierdo de Aguilar.

Los últimos minutos se acentuó este trámite. River Plate cargó con lo que tenía en busca de la igualdad y el Franjeado aguantó con lo que pudo. El final se calentó por una dura entrada de Cabral sobre W. González, que luego generó algunos empujones, pero el árbitro Mario Díaz de Vivar no sacó la roja.

Olimpia sumó por primera vez de a tres, en la liga, con Gutiérrez en el banquillo. El Decano remontó pero sufrió bastante en los minutos finales para lograr un triunfo que le permite sonreír en medio de su mala campaña. El Kelito sigue último en la tabla de promedios.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.