Triqui frena a Guaraní

Trinidense y Guaraní igualaron 1-1 en el juego por la octava fecha del torneo Apertura, un resultado que conspira especialmente con el Aurinegro, que venía con una racha de cuatro victorias al hilo. En el trámite, el conjunto local fue superior, fue el que tuvo las chances más claras de gol, pero pagó caro la falta de efectividad en el ataque.

Lucas Barrios y Marcos Cáceres intentan conectar el balón con la cabeza. Un duelo constante dentro del área.
Lucas Barrios y Marcos Cáceres intentan conectar el balón con la cabeza. Un duelo constante dentro del área.Fernando Romero

Quedaron en el merecimiento

En el arranque la visita impuso la dinámica en el encuentro. Lograron juntarse los hombres de buen pie y crearon los espacios necesarios para aproximarse a la portería rival así como le gusta a Rodrigo López: generando juego a partir de la posesión.

El local contenía y de a poco se soltaba para posicionarse en ofensiva. Álvarez desequilibró y asistió para que Delvalle sorprenda en el Martín Torres en una de las primeras llegadas y gol.

A partir de ese momento, el juego se presentó a favor del equipo de José Arrúa. Este empezó a jugar con inteligencia. Le cedió el protagonismo a su rival, pero cuando recuperaba el balón, lastimaba muchísimo, con la velocidad de sus delanteros, a una descuidada zona defensiva.

Matías Segovia no tuvo espacios para jugar y hacer jugar a sus compañeros. El que salió a tomar ese rol fue Dorrego. Intentó generar juego, meter pelotas profundas y hacer participar a los laterales que siempre estuvieron en posición ofensiva. Pero el orden táctico de Trinidense fue tal que cortó todo intento ofensivo y respondía con salidas rápidas.

En la segunda parte, Guaraní encontró la paridad por el camino menos pensado. Un despeje de Walter Clar, a la salida de un tiro de esquina, terminó en el pecho de Camacho, que resolvió de forma magistral.

Parecía que la igualdad podría dar ese empujón para que Guaraní crezca en el juego, pero fue todo lo contrario. Porque fue el conjunto auriazul el que se cansó de desperdiciar ocasiones de gol. Las salidas rápidas continuaron siendo una verdadera pesadilla para la defensa comandada por Rodrigo Muñoz, que cuando fue exigido se hizo figura.

Los cambios no pesaron para que el Aurinegro pueda cambiar el trámite. Guaraní sufrió mucho al no poder manejar la pelota y conectar a sus hombres para elaborar juego.

El final fue electrizante y con participación del VAR, que terminó anulando el segundo gol de Camacho por interferencia de Borja.

“No nos vamos conformes”

Rodrigo Muñoz se hizo figura en Guaraní salvando un par de ocasiones claras y sostener el empate ante Trinidense. “Fue un lindo partido en una cancha que sabíamos que iba a ser complicada. No nos vamos conformes con el empate, pero esperemos que a la larga este punto valga”, indicó el arquero.

Consultado sobre su buen momento, el charrúa apuntó: “El equipo está haciendo bien las cosas y gracias a eso a mí también me está yendo bien. Yo buscaba jugar, quería continuidad para seguir sosteniendo un nivel y por suerte lo estoy teniendo”.

Primero sacó un cabezazo a Arévalo y seguido a Giménez. Sobre cual de los dos le fue más complicado, el Popi indicó. “El de Giménez se me metía al ángulo, pero por suerte pude llegar para desviar. La otra ayudó mucho que estaba ubicado en el lugar correcto”.

“Ahora a descansar, pensar en el próximo rival porque aún queda mucho y no podemos seguir perdiendo puntos”, concluyó el portero aborigen.

@Jmassare

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.