Libertad 1-Tacuary 2: “El Buque” en agua milagrosa

Contra todo pronóstico, Tacuary, que en casi todo el año ocupó la zona roja, logró la permanencia en la máxima categoría, al derrotar anoche por 2-1 al campeón Libertad, en La Huerta. El “Buque” con una gestión casi milagrosa de su entrenador, Vinicius Eutrópio, quien logró revertir los números negativos hasta llegar a mantenerse en la élite de nuestro fútbol, en el año de su centenario.

Cargando...

Eutrópio va a cargar los bolsillos

El Gumarelo, con el foco puesto en la final de la Copa Paraguay, presentó un equipo alternativo, que de igual manera ejerció superioridad a través de la posesión del esférico, ante Tacuary que pese a la necesidad replegó a sus hombre, esperando el momento ideal para dañar de contraataque.

Lea más: Trinidense vs. Guaireña: ¡El albiceleste bajó a Intermedia!

Entre las novedades del Gumarelo, aparecía Hugo Martínez, quien pese a su prolongado tiempo de recuperación, demostró gran soltura, desplegando una versión que no requiere de mucho ritmo físico, sino de técnica y agilidad mental, y eso sigue vigente en el “Chori”, quien hilvanaba el juego de su equipo.

El dueño de casa manejaba a placer el trámite de juego, mientras que Tacuary, pese al resultado que se iba registrando en el barrio Trinidad, intentaba confundir con un estilo pasivo a su rival esperando el momento ideal para aplicar la estocada, era constante la imagen de Almeida abriendo los brazos reclamando más apoyo ofensivo.

Cuando el cuarto árbitro mostraba el tiempo de adición, Libertad levantó el pie del acelerador, y Tacuary castigó mediante una pelota larga de Marcos Cáceres que encontró a Derlis Rodríguez este sacó provecho de la displicente cobertura de Giménez, luego dejó pagando a Flores para finalmente ceder el gol a Matías Almeida, quien definió con la portería vacía.

Para la complementaria, cumpliendo con la normativa Sub 18, Eutrópio dejó en el banco al goleador y mandó al campo a Clar, quien luego de una combinación con Pedrozo, desbordó y metió el centro que encontró la sorpresiva aparición de Óscar Ruiz, quien lanzándose de palomita anticipó a Flores y aplicó el cabezazo que fue a parar en el ángulo derecho de Morínigo.

Esas dos llegadas, más el imperial trabajo defensivo, respaldado por la seguridad de Gaspar Servio, fue suficiente, pese al descuento de Alcaraz sobre el final, para que el “Buque barriojarense” logre el milagro de la mano del brasileño Vinicius Eutrópio, quien como había acordado a su llegada, percibirá su primer pago.

Óscar Ruiz: “Era casi imposible”

El autor del segundo tanto de Tacuary, Óscar Ruiz se mostró contento luego de conseguir la permanencia, algo que era casi imposible. “Era algo casi imposible, creo que ya no había tanta esperanza para algunos, pero nosotros nunca perdimos la fe, siempre luchamos, sabíamos que podíamos sacar esto adelante, por más difícil que sea, gracias a Dios hoy pudimos salvarle a Tacuary y dejarle en la Primera División”

El “Kure’i” dio mucho mérito al entrenador Vinícius Eutrópio, quien en siete partidos dirigidos cosechó 14 puntos, producto de cuatro triunfos, dos empates y una caída. “Le dimos las gracias al profesor, él llegó y cambió todo, encontró el equipo, encontró palabras para darnos confianza, sacar lo mejor de casa jugador, desde que llegó se vio eso y hoy salvamos a Tacuary”.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...