Ajedrez por Zenón Franco: Torneos Memorables (7), Buenos Aires 1980, III Magistral Clarín

La tercera edición del Torneo Clarín, se jugó del 15 de octubre al 3 de noviembre de 1980 en el Teatro Presidente Alvear de la calle Corrientes de Buenos Aires.

Participantes Torneo Clarín 1980 (Foto kaksogufelagid.isafrek-og-aeviatridi Clarín).
Participantes Torneo Clarín 1980 (Foto kaksogufelagid.isafrek-og-aeviatridi Clarín).Foto Gentileza

Cargando...

Fue más fuerte que las ediciones previas de 1978 y 1979, contó con la presencia del campeón del mundo, Anatoly Karpov, que jugó por primera vez en Argentina.

Un campeón brillante e inesperado

Karpov, en esos años era el número 1 indiscutible, con sus 2.725 puntos de Elo era el máximo favorito. Los otros aspirantes a priori eran Jan Timman, Lubomir Kavalek y Yury Balashov, aunque tenían “solo” 2.600 de Elo. Venía luego Vlastimil Hort con 2.595, seguido de Ljubomir Ljubojevic y Ulf Andersson con 2.590.

El brillante vencedor del segundo torneo Clarín, Bent Larsen (2.585), era el octavo preclasificado. El presidente de la FIDE, Fridrik Olafsson seguía después con 2.545. Los otros participantes fueron: Walter Browne (2.540), y los argentinos Óscar Panno (2.540), Miguel Najdorf (2.510), Miguel Quinteros (2.515) y Sergio Giardelli (2.300).

Nadie podía esperar, quizás solo él, que Larsen ganara el torneo de forma arrolladora.

Elogios de los participantes

Tanto Jan Timman como Lubomir Kavalek, Ulf Andersson y otros participantes, se deshicieron en elogios por la organización y por las atenciones recibidas.

En Timnan´s Triumphs Timman destacó la impresionante tradición ajedrecística argentina “desde fines de los años 70″. En realidad se quedó muy corto, comenzó muchas décadas antes, aunque es cierto que hubo altibajos.

Timman recordó: “No se escatimaron esfuerzos para complacer a los participantes. Uno de los días libres se alquiló un avión para una visita al valle del Iguazú, una imponente zona de cataratas en el límite de Brasil, Paraguay y Argentina. Se recorrieron un par de miles de kilómetros en un día, pero mereció la pena. No había contemplado nunca un fenómeno natural tan imponente como la Garganta del Diablo. Desde todos lados se alza una masa de agua espumosa que luego cae como un velo opaco…”.

Me extrañó que escribiera que las Cataratas del Iguazú eran famosas a causa de la película Moonraker de James Bond, la última de la saga que protagonizó Roger Moore.

Dicho sea de paso, la película envejeció bastante mal, incluso con tantos atractivos.

Como era habitual en los torneos Clarín, todas las partidas se publicaban, con comentarios en el diario Clarín, con crónicas de Najdorf, Panno y Quinteros, también comentaron Larsen y Andersson; la información ocupaba dos páginas completas.

Timman dijo que había cerca de 4.000 espectadores diarios; “Tras las partidas éramos asediados por cazadores de autógrafos. A veces no era nada fácil escribir los autógrafos, dado que era difícil mover las manos debido a la densidad de la muchedumbre”.

Kavalek, en su libro póstumo Life at Play, A Chess Memoir, recordó que todos los participantes del torneo de Tilburg que finalizó el 2 octubre, fueron invitados a jugar en Buenos Aires, los seis que acudieron (Karpov, que ganó el torneo, Timman, Hort, Larsen, Andersson y el propio Kavalek) esperaron sus visas en Ámsterdam.

“Timman estaba deseando encontrase con Jorge Luis Borges y a mí me ilusionaban los enormes bifes en el restaurant Los Años Locos”, comentó Kavalek.

Miguel Najdorf

Una de las figuras coloridas fue la presencia de Miguel Najdorf, que ya tenía 70 años; Kavalek recordó que Najdorf se quejó en el viaje a las cataratas. Le dijo: “Mucho sol, no hay comida buena, no hay chicas lindas, ¡La vida es dura, Kavalek!”.

Rememoró una de las frases de Najdorf: “El ajedrez me enseñó a vivir porque me enseñó a perder”, y dijo que Najdorf, “tenía un ego grande, le gustaba ser el centro de la atención, y no tenía rival en las exhibiciones de ajedrez a la ciega”.

Recordó que al jugar blitz (en realidad lo hacía también cuando jugaba partidas serias), Najdorf solía preguntar a todo el mundo, “¿Cómo estoy? ¿Qué te parece?”, todos le respondían que él estaba mejor. Cuando Kavalek le dijo una vez que no tenía buena pinta, “Najdorf sacó a relucir su estilo de preguntas tipo ametralladora”, preguntando, “¿Qué no tiene buena pinta? ¿Qué quieres decir? ¿Qué hubieras jugado?”.

“Los aficionados lo adoraban y cuando ganaba una partida, recibía una ovación. Najdorf hacía de todo, y, a pesar de tener 70 años, terminó en la parte alta de la tabla”.

Desarrollo del torneo

El ritmo de juego era el habitual hasta principios de los años 90, se disputaban dos o tres rondas seguidas y luego había un día para reanudar las partidas suspendidas tras el control de tiempo de la jugada 40, además hubo algunos días libres.

Luego de las primeras tres rondas Bent Larsen iba primero con 2½ puntos sobre 3, tras vencer a Olafsson y Hort en el día dedicado a las partidas suspendidas.

Timman, Kavalek y Andersson compartían el segundo lugar con 2 puntos, mientras que Karpov había empatado con negras con Hort y su secundante Balashov, su único intento serio por ganar fue con blancas contra Browne en un sistema Erizo, sin éxito.

Un líder arrollador tras siete rondas

Se jugaron las rondas 4 y 5 y tras un día de descanso se disputaron las rondas 6 y 7, sin día de suspendidas. Eso daba una clasificación inexacta. Solo tras reanudar las partidas sin finalizar de estas 4 rondas, el 25 de octubre, se tuvo un panorama claro.

“Cayó Karpov y Larsen logró una hazaña”, tituló Clarín del 26 de octubre. Karpov cayó ante Timman y tenía 4 puntos sobre 7. Tras el match de Baguio de 1978 Karpov había ganado todos los torneos que había jugado, racha que parecía destinada a interrumpirse.

Larsen ganó las partidas aplazadas, ante Giardelli, Panno, Browne y Balashov y tenía 6½ puntos. Según Clarín ganar cuatro partidas suspendidas en un solo día batía el récord de Robert Byrne en la Olimpiada de Helsinki 1952, cuando este ganó tres partidas.

El segundo puesto estaba compartido por Timman y Ljubojevic con 4½ puntos, aunque Timman tenía todavía suspendido su final con Panno, que no alcanzó a jugarse ese día.

Veamos una fase crítica de la victoria de Timman.

Anatoly Karpov

Jan Timman

Torneo Clarín 3, Buenos Aires (7), 24.10.1980

La partida fue comentada por Andersson, con el título “Timman y su obra de arte”. 19...Ae8! [”Una movida defensiva de sangre fría, que se torna en ganancia de un peón para las negras”, comentó Timman. Todos los comentarios entre comillas le pertenecen. 19...Cxc3 20.Dxf7+ Rh8 21.bxc3 es menos claro.] 20.Cxd5 Txd5 21.Rb1 Txe5 22.Cf3 Td5 23.g4 [”Las negras ganaron un peón, pero las blancas no están sin contrajuego. Amenazan comenzar una ofensiva en el ala rey. Las negras deben intentar cambiar piezas”.] 23...Dc5 24.De2 Tad8 25.Cd2 Ab5! [En el post mortem, Karpov llamó “una jugada loca” a este golpe táctico que simplifica, es lo preferido por los módulos de 2023. “Había calculado que podía llegar a un final de damas casi forzadamente”.] 26.Axb5 Dxb5 27.c4 Da6 [”La clave del juego negro. El peón c continúa clavado”.] 28.Txf7 [”La única chance”.] 28...Txd2 29.Txf8+ Rxf8 30.Txd2 Txd2 31.Dxd2 Dxc4 [”Este es el final que había visto. Las negras tienen un sano peón de más”.] 32.Dd8+ Rf7 33.Dd7+ Rf6 34.Dd8+ Rg6 35.h3 De4+ 36.Rc1 Dc6+ 37.Rb1 Dd5 38.De8+ Rg5 39.De7+ Rf4 40.a3 Dd1+ 41.Ra2 La partida fue suspendida aquí. El final está ganado por Timman, que lo analizó con precisión y 0–1 tras 60 jugadas.

Tras 10 rondas Larsen sigue como líder destacado

Las rondas 8 a 10 se jugaron seguidas. En la 8ª ronda Larsen jugó cautelosamente ante Karpov y consiguió “Un empate conveniente” como lo llamó al comentar la partida.

En la conferencia de prensa tras la última ronda, se le preguntó a Larsen si ese día iba, a ser fiel a su libro “Yo juego para ganar”. Larsen, respondió: “Eso me preguntó un espía ruso hace unos días y yo le dije que sííí, iba jugar a ganar… peeeero…”.

Tras ganar a Najdorf y empatar con Timman, Larsen tenía 8½ puntos sobre 10, le seguían Timman y Ljubojevic con 6½, Andersson con 6 y Kavalek y Karpov con 5½.

El titular de la 8ª ronda fue “Resonante triunfo de Najdorf ante Timman”.

Miguel Najdorf

Jan Timman

Buenos Aires, Clarín 3 (8), 27.10.1980

Luego de 32...Rg8 33.Te3 Txe3 34.fxe3 Rf7 35.Rf3 el pronóstico es de tablas, “pero cayó en el error que comento. No se asombren, los ha habido peores” (Najdorf). 32...Txb3?? 33.Ad6! [Gana una pieza y la partida.] 33...c4 [Claro que pierden 33...Axd6 34.Te8+ y 33...Rg8 34.Te8.] 34.Te8 h6 35.Txf8+ Rh7 36.Ta8 Td3 37.Ab4 Td7 38.Tb8 a6 39.Ta8 Tc7 40.Ac3 Tc6 41.Ta7 Rg6 42.g4 Rg5 43.Rg3 1–0

Y Najdorf recibió una de las ovaciones citadas por Kavalek.

Larsen gana anticipadamente

En la ronda 11, tras suspender, Larsen venció a Kavalek y ganó el torneo con dos rondas de anticipación. Esta es la partida que comentamos.

En la ronda 12 Karpov sumó su segunda derrota, ante Olafsson, dándose una situación inédita e irrepetible, que el presidente de la FIDE derrote al campeón del mundo.

Cuando la preguntaron a Larsen qué le había parecido el torneo, respondió que estaba bien para 11 rondas, pero que 13 le parecían demasiadas, la gente empezó a reírse, era una broma, Larsen perdió las dos últimas rondas, ante Ljubojevic y Andersson.

Finalmente, Larsen logró 9½ puntos sobre 13, 2º Timman 9, 3º Ljubojevic 8, 4º/5º Karpov y Andersson 7½, 6º/7º Najdorf y Hort 7, 8º/10º Kavalek, Olafsson y Balashov 6, 11º Quinteros 5½, 12º Panno 5, 13º Browne 4 y 14º Giardelli 3.

Veamos la partida que le dio la victoria anticipada a Larsen en Buenos Aires 1980.

GM Zenón Franco Ocampos

Ponteareas, 6 de septiembre de 2023

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...