En 2022 aumentó 39% la tasa de cesión de la energía paraguaya en Yacyretá

La tasa paraguaya de aprovechamiento de la energía de Yacyretá, a pesar de que la producción de la central tuvo un crecimiento considerable, se redujo en un 14% el año pasado si se la campara con la correspondiente al 2021. Consecuentemente, la tasa que revela la magnitud de la cesión de energía paraguaya en esta central binacional experimentó un incremento del 39%.

Cargando...

De enero a diciembre de 2022, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) suministró a la ANDE 1998,3 GWh (1 GWh = 1000 KWh), mientras que en mismo período de 2021, la tasa de aprovechamiento de la empresa eléctrica estatal fue de 2.314 GWh (3,6%).

Al buscar una explicación de este comportamiento en la utilización de la energía de la central paraguayo/argentina Yacyretá, debimos descartar la que registra su producción anual, la que el año pasado fue 20,65% superior a la del ejercicio 2021 (16.129,5 GWh Vs. 13.368 GWh). Por consiguiente el nivel de generación de Yacyretá no explica el menor apetito del sistema de la ANDE del producto de esta central.

Si la tasa de aprovechamiento se contrae, es natural que se observe lo contrario en esta relación binacional, recubierta aún con un pesistente velo de misterio, o sea la tasa de cesión de energía aumenta su tamaño.

En efecto, en el 2021, el Paraguay cedió al sistema argentino 4.370 GWh, mientras que en el ejercicio que acaba de fenecer entregó 6.066,4 GWh, aumentó 38,8%.

Yacyretá: “Cesión de energía” no es igual a “exportación de energía”

Recordemos que “cesión de energía” no es igual a “exportación de energía” y que “compensación” por cesión de energía no se asemeja siquiera al precio de mercado.

En el caso específico de la entidad paraguayo/argentina, la tasa histórica de “compensación” ronda los US$ 8/MWh, mientras que el precio de exportación, por ejemplo, de la energía de la central Acaray, supera holgadamente los US$ 100/MWh.

Tal vez esos valoes expliquen el bajísimo ratio de exportación (real) que registra la ANDE. En otras palabras, nuestros socios en las binacionales relegan a nuestro país a los rincones más obscuros del negocio de la exportación porque les resulta mucho más barata (una ganga) la energía que nos manotean en el proceso cesión/compensación.

No debe olvidarse que, a pesar de esta exótica generosidad paraguaya, Argentina nunca honró ese compromiso con la puntualidad que exige, en el más benigno de los casos, la ética, el respeto de los derechos del socio, copropietario por partes iguales de esta obras y de su producto.

A pesar de las ventajas, resta un saldo impago

Hasta la fecha, inicios de un desafiante 2023, tanto en lo atinente a Itaipú como a Yacyretá, persiste un saldo deudor argentino en la columna de la contabilidad paraguaya, cercano a los US$ 50 millones, que se titula: cesión de la energía paraguaya en Yacyretá.

El Art. XIII del Tratado de Yacyretá consagra que la “... la energía producida por el aprovechamiento hidroeléctrico ... será dividida en partes iguales entre los dos países, siendo reconocido a cada uno de ellos el derecho preferente de adquisición de la energía que no sea utilizada por el otro país para su propio consumo”.

No hay una división “por partes iguales” de la producción de Yacyretá, inclusive en los últimos años, el aumento del 39% de la tasa de cesión es la prueba.

Tampoco se respeta el principio del “derecho preferente”, porque Argentina se apropia, siempre lo hizo, del excedente paraguayo como si fuera el destinatario obligado y exclusivo de esa parte relevante de la energía paraguaya en Yacyretá.

Paraguay utilizó apenas el 12,4%

En 2022, el mercado eléctrico paraguayo utilizó el 12,4% de la producción de ese año de la central paraguayo/argentina Yacyretá, mientras que el argentino aprovechó el 87,6%.

Apuntemos también que el año pasado, la central binacional produjo 16.129,5 GWh, 20,65% más que en el ejercicio precedente gracias a las lluvias de octubre.

De acuerdo con el Art. XIII del Tratado de Yacyretá, 8.064,75 GWh pertenecían a nuestro país. No obstante, la ANDE retiró solo 1998,3 MW y debió “ceder” al sistema argentino 6.066,4 GWh.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...