Una fábrica donde multiplican vida en favor de los cultivos

El uso de productos biológicos en agricultura no es algo nuevo; sin embargo, su desarrollo y perfeccionamiento sí ha evolucionado. Con ABC Rural visitamos la planta de Bioproductos de BASF, en Santo Tomé, provincia de Santa Fe, Argentina, donde desarrollan los inoculantes y biológicos que son utilizados en cultivos, y que ayudan al cuidado del medio ambiente.

La inoculación de las semillas para un arranque sano de la planta es fundamental.
La inoculación de las semillas para un arranque sano de la planta es fundamental.Archivo, ABC Color

Cargando...

Mediante una gira con periodistas agropecuarios de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia, llegamos hasta la localidad de Santo Tomé, donde conocimos la fábrica de bioproductos especializada en la formulación de biológicos del segmento de tratamiento de semillas.

“En esta planta se desarrollan fertilizantes biológicos que sustituyen el uso de nitrógeno (urea) en forma granulada, que en vez de obtenerlo del suelo lo hace de la atmósfera, generando una agricultura más sustentable y principalmente amigable con el medio ambiente. Además, se producen promotores de crecimiento, biofungicidas, bioinsecticidas, bionematicidas, polímeros y colorantes”, confirmó el ingeniero agrónomo Gustavo Portis, director regional.

Para hortalizas y frutas

“En referencia al uso de productos biológicos, hablamos que en Argentina más del 90 por ciento de los cultivos de leguminosas se tratan con inoculantes biológicos (en semillas); esto se inició hace unos 30 años; ahora, hace unos 10 años las industrias visualizaron la oportunidad de desarrollar biológicos que puedan reemplazar el uso de procesos químicos, siempre desde el lado de la sustentabilidad o buscar en la naturaleza algo que se pueda aprovechar. Nosotros contamos con biológicos que apuntan al control de enfermedades en los últimos días de hortalizas y frutas, y creemos que su impacto es mayor porque son productos que son consumidos directamente por las personas y debemos cuidar este detalle”, explicó Portis.

Biológicos en cultivos extensivos

“Para cultivos extensivos se están investigando bioestimulantes para darle a la planta la posibilidad de un crecimiento mayor, o que esta se pueda recuperar de periodos de estrés por falta de lluvias; también se pueden pensar en biofertilizantes, o en el control de plagas con el uso de bacterias que al aplicarlas inoculan al insecto y lo eliminan; hay muchas investigaciones que venimos realizando. Pero antes de lanzar algo, debemos estar seguros de que funciona y que será para beneficio del productor”, confirmó el ingeniero.

Inoculación y tratamiento de semilla

Es importante aclarar que cuando se habla de inoculación de una semilla es cuando se le está aplicando (bañando) con bacterias vivas, para que estas puedan ayudar a la semilla a desarrollarse y expresar su potencial, mientras que cuanto se habla de tratamiento de semillas es cuando estas reciben una aplicación (baño) de insecticidas y fungicidas de tal forma a protegerlas del ataque de enfermedades y plagas que hay en el suelo.

Recorrido por la planta

El gerente de la planta de Santo Tomé, ingeniero Gustavo Costabel, y la gerente de operaciones Florencia Palacios se encargaron de acompañar el recorrido que empezó en el área de Calidad en donde se estudian los microorganismos y bacterias; luego pasamos al área de producción en donde se multiplica el producto por medio de procesos fermentativos y demás; luego conocimos las áreas de envasado, operaciones para la distribución de lo producido. Y finalmente se culminó con una charla sobre sustentabilidad y cómo están trabajando en toda la parte de desechos, y el cuidado del medio ambiente”.

Inoculantes de 40 días

El gerente de planta Gustavo Costabel confirmó que “una de las tecnologías de la cual estamos orgullosos es el de la inoculación de semillas, pues gracias a los microorganismos que entregamos con los inoculantes, el productor no necesita estar comprando enormes cantidades de nitrógeno para fertilizar el suelo, pues los microorganismos se encargan de sintetizar el nitrógeno de la atmósfera y entregarla a la planta; además de eso, tenemos inoculantes que pueden durar en la semilla hasta 40 días gracias a su fórmula especial; y es que la mayoría de los inoculantes, una vez se aplican en la semilla, deben ser utilizados inmediatamente, pues son organismos vivos y si no siembran enseguida, pueden morir”.

Fábrica especializada

“Como dato complementario es importante destacar que desde el año 2015 la planta tiene un crecimiento interanual mayor al 10 por ciento en volumen de producción, que permitió responder a la mayor demanda de biológicos por parte de los agricultores. Es la única planta en Latinoamérica especializada en la formulación de productos biológicos del segmento de tratamiento de semillas, y que exporta soluciones a Bolivia, Paraguay y Uruguay”.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...