Paraguay y su potencial para generar créditos de carbono

Paraguay posee un gran potencial para la generación de proyectos para créditos de carbono en bosques. La cobertura forestal del país ofrece una oportunidad única para desarrollar iniciativas que contribuyan a la mitigación del cambio climático y a la conservación de la biodiversidad, destacó la Ing. For. Lila Gamarra, docente de la carrera de Ingeniería Forestal de la UNA.

Paisaje con cultivos agrícolas extensivos, de eucaliptos, yerba mate y bosques nativos. Todo esto capta CO2  y se puede aprovechar.
Paisaje con cultivos agrícolas extensivos, de eucaliptos, yerba mate y bosques nativos. Todo esto capta CO2 y se puede aprovechar.Gentileza

Cargando...

“Los proyectos REDD+ (Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero por la deforestación y degradación de los bosques), buscan la conservación y el aumento de las reservas de carbono y el manejo forestal sostenible, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático a través de la creación de incentivos financieros para la obtención de beneficios sociales y ambientales”, comenzó explicando la Ing. Gamarra.

Ley de Créditos de Carbono

A la consulta del tema de captación de carbono y los créditos, dijo: “La entrada en vigencia de la Ley 7190/23 de ‘Créditos de Carbono’ como mecanismo formal de contabilización y transacción de créditos de carbono (cuantificados en Dióxido de Carbono equivalente CO2eq) provenientes de proyectos de mitigación de emisiones de Gases de efecto invernadero (GEI), crea un escenario propicio para la aplicación de estrategias que cumplan con los objetivos de REDD+. Además, con esta ley se busca establecer el régimen de titularidad de los créditos derivados de los beneficios del Carbono reducido, evitado y/o capturado y determinar la propiedad de los Créditos de Carbono generados, a fin de incentivar y facilitar la participación de sectores públicos y privados en los Mercados de Carbono, resguardando así el cumplimiento de las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC)”.

Aspectos importantes para proyectos

“Al desarrollar un proyecto, es crucial establecer una línea base para evaluar su impacto, es decir, lo que ocurriría en términos de reducción de emisiones si el proyecto no estuviera en marcha. Es imprescindible demostrar la adicionalidad del proyecto, es decir, justificar que su implementación conducirá a una reducción real de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), lo que permitirá generar créditos de carbono comercializables a largo plazo”.

Demostrar que se reducen las emisiones

“Es necesario cumplir con aspectos técnicos, como demostrar que el proyecto efectivamente reduce las emisiones de GEI y retira dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera; también se deben abordar aspectos económicos relacionados con la viabilidad de obtener ingresos financieros, lo que incluye la validación, verificación y certificación del proyecto para posteriormente solicitar la emisión y comercialización de los créditos de carbono. Sin dudas el desarrollo del proyecto requiere una estructura sólida centrada en la reducción de GEI y la captura de CO2, utilizando metodologías específicas orientadas a estos objetivos”, confirmó la ingeniera.

Mercados de carbono

“Los mercados de carbono surgieron como respuesta a la necesidad global de abordar el cambio climático, derivada de acuerdos internacionales como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kyoto y el Acuerdo de París. Estos mercados se dividen en dos categorías principales: el mercado regulado, vinculado a negociaciones y acuerdos internacionales que establecen obligaciones legales, y el mercado voluntario, que se basa en acciones reputacionales y depende del reconocimiento internacional para compensar emisiones.

“Cada mercado tiene sus propias regulaciones y se rige por diferentes estándares para su cumplimiento. El estándar más utilizado en el mercado voluntario es el de VCS (Verra), que se aplica a proyectos relacionados con agricultura, bosques y otros usos de la tierra. Estos mercados voluntarios son especialmente relevantes para proyectos REDD+ y ofrecen una mayor flexibilidad en términos de comercialización”, explicó Gamarra.

FCA/UNA y sus trabajos

“La Facultad de Ciencias Agrarias de la UNA está llevando a cabo diversas investigaciones en el marco de la línea de “Carbono en sistemas productivos”. Estas investigaciones emplean metodologías innovadoras y se centran en los requisitos de REDD+ en nuestro país. Estas iniciativas tendrán un impacto positivo significativo a nivel nacional; no solo contribuirán al desarrollo de nuevas capacidades técnicas, sino que también buscarán beneficiar a propietarios de tierras, tanto a pequeña como a gran escala, además se traducirá en una oportunidad invaluable para diversificar los ingresos, mejorar los medios de vida de las personas y proteger la biodiversidad”, finalizó.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...