Santaní consiguió el cero

Cerro Porteño no pudo con Santaní en La Nueva Olla de barrio obrero. El equipo norteño llegó con un libreto bien definido, cuyo objetivo era lograr el cero en el marcador y lo consiguió. Sobre el final del encuentro fue expulsado con roja directa el juvenil santaniano Iván Cazal, terminando con diez hombres el cuadro albinegro.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MKUKZII4NZDNLPCCA76ZD4CCL4.jpg

Cerro Porteño jugó quizás el peor partido que se le ha visto hasta ahora en su monumental “Olla”. El Ciclón no alcanzó a ser ni siquiera ventarrón, por lo que se le hizo imposible rebasar la férrea estructura defensiva que impuso Santaní.

El que vino del Norte del país es el segundo equipo, además de Capiatá, que logra sacar un punto del estadio azulgrana, consiguiendo su objetivo de mantener el cero en el marcador con el gran esfuerzo que imprimieron todos sus jugadores, incluso cuando las fuerzas ya no alcanzaban.

Obviamente, Santaní jugó replegado en su campo, cerrándole los caminos a Cerro Porteño, lo cual no le resultó muy difícil, ya que en filas azulgranas no hubo ideas ni los condimentos que se requieren para ganar un partido que debía ser un trámite, en su estadio frente a su público.

PUBLICIDAD

Fue otro partido con pésimo arbitraje, una constante en el campeonato. El criterio de Éber Aquino para sancionar infracciones no pudo ser más disparejo. Al dejar de cobrar faltas claras, el árbitro enervó a jugadores como Marcos Cáceres, quien cometió una falta que mereció tarjeta roja directa contra Romero, en el primer tiempo. El otro Cáceres, Raúl, también debió ser expulsado por frenar con dura infracción la escapada del juvenil Iván Cazal, quien creó serios problemas a los laterales y terminó expulsado por un codazo a Arzamendia. Cerro hizo poco para derribar el dique santaniano y se salvó en un par de situaciones.

spena@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD