Fiscalía detiene a empleado coimero

Un funcionario de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) fue detenido ayer por el Ministerio Público luego de recibir dinero para supuestamente agilizar trámites de una licitación para la contratación de póliza de seguro convocada por la Gobernación del Departamento Central.

Se trata de Carlos María Melgarejo (34), jefe de Concurso de Ofertas de la DNCP, quien presuntamente también sobornaba a sus compañeros para conseguir que se aceleren las licitaciones de algunas instituciones públicas. Justamente, uno de sus compañeros le denunció por esta práctica ante sus superiores.

La Unidad Anticorrupción de la institución montó un operativo con la fiscalía –con cámara oculta de por medio– que terminó ayer con la detención del funcionario, luego de recibir la suma de G. 500.000 en el baño de la institución. El operativo encabezó la fiscal Yolanda Portillo, mediante el permiso otorgado por la jueza Lizi Sánchez. Melgarejo quedó detenido en la Comisaría 3ª a disposición del juez de turno. Sería imputado por la agente fiscal por soborno y cohecho pasivo agravado.

La licitación que el funcionario público quería acelerar guarda relación con la contratación de pólizas de seguros para bienes muebles y rodados, de unos G. 217 millones. Se había adjudicado a Rumbos SA, representado por Osvaldo Mareco. La DNCP volverá a analizar el proceso.

Según la planilla de funcionarios, Melgarejo es personal permanente. Ingresó en 2009. Su salario mensual es de G. 6.050.000. En la nómina no figura en qué área cumple funciones, así como publican las demás instituciones públicas, de acuerdo a la Ley 5189/2014.

Santiago Jure, titular de la DNCP, informó del caso ayer en conferencia de prensa y aseguró que “este es un mensaje de que la DNCP no tolerará casos de corrupción de sus funcionarios, aunque sea el más mínimo”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.