Semana clave en Venezuela, por ingreso de ayuda humanitaria

Lo oposición, la iglesia y Colombia se preparan para una semana clave en la crisis venezolana: el ingreso de ayuda humanitaria anunciado por el presidente interino y jefe del Parlamento, Juan Guaidó. El FMI estima que el gobierno de Nicolás Maduro colapsará “pronto”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HOKXJVEZ5ZHTJEUIGTAOC5CAWE.jpg

CÚCUTA, Colombia (AFP). La oposición venezolana y las autoridades colombianas se organizan ante la inminente llegada de ayuda humanitaria de EE.UU., que en los últimos días aumentó la presión sobre el dictador Nicolás Maduro en su pulso con el joven líder opositor Juan Guaidó.

Enfrentada al régimen, la Iglesia católica venezolana también había pedido autorizar el ingreso de ayuda internacional que gestiona Guaidó, y a la que se opone el dictador Maduro por considerarla una “excusa” para una intervención militar de Estados Unidos.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), apoyado por organizaciones religiosas y laicas católicas, que acusa a Maduro de encabezar una “dictadura” y un “gobierno de facto”, se comprometió a apoyar la iniciativa a través de la ONG Cáritas y otras organizaciones católicas para paliar la severa escasez de alimentos y medicinas provocada por la crisis económica.

PUBLICIDAD

Según Guaidó, cuya presidencia interina reconocen Washington y una treintena de países de América Latina y Europa, las donaciones llegarían desde los vecinos Colombia y Brasil y de la isla Curazao.

Guaidó, quien juró el 23 de enero pasado luego de que el Legislativo declarara “usurpador” a Maduro alegando que se reeligió en comicios fraudulentos, había alertado que la Fuerza Armada -leal a Maduro- planea “robar” los cargamentos de ayuda para que sea el régimen chavista el que los distribuya.

La CEV denunció además la “creciente represión” contra protestas opositoras iniciadas el pasado 21 de enero, así como “la violación de los Derechos Humanos y las detenciones arbitrarias y selectivas”.

La primera semana de manifestaciones se saldó con al menos 40 muertos y 850 detenidos, según la ONU.

La Conferencia Episcopal llamó a “la reconstrucción de la democracia”, a fin de evitar “derramamiento de sangre como bien lo ha expresado el papa Francisco”.

El pasado 28 de enero, el pontífice dijo temer por un “derramamiento de sangre” en Venezuela y abogó por una “solución justa y pacífica”, sin pronunciarse a favor o en contra de Maduro y Guaidó porque sería “una imprudencia”.

Mauduro, al igual que su fallecido mentor Hugo Chávez (1999-2013), ha mantenido tensas relaciones con la jerarquía eclesiástica venezolana, a cuyos miembros tilda de “diablos con sotana” y de ser un brazo de la oposición. 

FMI 

El periódico venezolano, crítico con el régimen chavista, publicó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que el gobierno de Maduro en Venezuela colapse pronto, como resultado de las sanciones que impuso Estados Unidos y su exclusión de los mercados de petróleo mundiales; y a medida que el país quede sin efectivo.

Tanques, misiles y soldados

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, pidió a los jefes militares alistar un “plan especial de despliegue permanente”, en medio de la crisis de gobernabilidad que atraviesa el país.

Aunque no ofreció mayores detalles sobre el funcionamiento de este plan, ni asomó cuando se pondrá en práctica, el gobernante socialista sí dijo que debe contar con los tanques, misiles y soldados de la república, y que debe alcanzar “todo el territorio” venezolano. (EFE)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD