Narco badeño liberado sigue con su plan de asesinar a periodista de ABC

El poderoso narcotraficante de Capitán Bado Felipe “Barón” Escurra sigue con su plan de asesinar al periodista de ABC Color, Cándido Figueredo Ruiz, según trascendió en la frontera luego de que el capo fuera liberado en secreto hace una semana por el juez de la zona Leongino Benítez Caballero.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/2P37D46XARAPTNAQFCB25YNYC4.jpg

Felipe Escurra Rodríguez, de 40 años de edad, más conocido como Barón Escurra, fue liberado silenciosamente gracias a una orden firmada el sábado 2 de setiembre por el citado magistrado de Capitán Bado.

Leongino Benítez ni siquiera avisó a la Fiscalía que había citado al capo para una audiencia de revisión de medidas, en la cual le otorgó la libertad, pese a que el fiscal de la causa, Hugo Volpe, incluso ya había presentado acusación contra el “pez gordo” por cuatro figuras penales: violación de la ley de armas, tenencia de drogas, reducción y asociación criminal. La acusación es una diligencia previa al juicio oral.

El fiscal que interina el expediente, Martín Areco, recibió instrucciones del fiscal adjunto antidrogas Marco Alcaraz, de apelar el fallo del juez y tratar de conseguir la revocación de la libertad de “Barón” Escurra.

Areco señaló ayer a ABC Color que mañana presentará la apelación. Dijo además que el juez no podía haberle dado la libertad al criminal.

PUBLICIDAD

El magistrado Leongino Benítez Caballero, por su parte, alegó a los medios de prensa que la Fiscalía no presentó pruebas suficientes de que “Barón” Escurra sea un narcotraficante y que por eso lo envío a reposar a su casa.

El jefe narco fue capturado por la Senad el 19 de agosto del año pasado en su estancia de la colonia Cristino Potrero, a 10 kilómetros del centro de Capitán Bado. El capo y sus cuatro guardaespaldas recibieron a balazos a la comitiva. Aquel procedimiento fue dirigido por el fiscal Samuel Valdez, quien una semana después fue llamativamente sacado de la unidad antidrogas.

Corresponsal en riesgo

Según admitieron ayer algunas autoridades de Amambay, en la frontera corre el rumor de que “Barón” Escurra afirmó que seguía firme en su intención de matar al corresponsal de ABC Color, Cándido Figueredo Ruiz.

PUBLICIDAD

El plan de ataque contra el periodista fue descubierto hace cinco años por policías que integran el Grupo de Actuación Especial de Represión al Crimen Organizado (GAECO), dependiente del Ministerio Público del Estado de Mato Grosso del Sur.

Los agentes habían interceptado, a las 20:30 del 12 de setiembre de 2011, una comunicación telefónica entre el paraguayo “Barón” Escurra y el criminal brasileño José Marcelo Da Silva, quien está encerrado en el presidio de máxima seguridad de la ciudad de Campo Grande, la capital estadual.

Un informe confidencial enviado en aquel entonces por el GAECO al Subprocurador General de la República del Brasil detalla la conversación que mantuvieron el “Barón de la Maconha”, como identificaron a Escurra, y el citado convicto brasileño, incluso con los números de celulares que usaban ambos. (ver facsímil)

Entre otras cosas, el documento, redactado en portugués, dice que el paraguayo Escurra “reclama que su nombre está saliendo mucho en los medios de prensa, y que en razón de eso mandaría a matar al periodista responsable, en este caso Cándido Figueredo, corresponsal del diario ABC Color en Pedro Juan Caballero”.

Escurra estaba molesto con el periodista porque a raíz de las publicaciones de este último la Senad destruyó dos pistas clandestinas que usaba el narco para descargar droga boliviana.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD