La “lista cerrada” infiltra a los “hombres escombro” en el Congreso

La perpetuidad es un mal implantado en el Paraguay. Cualquier engendro de inamovilidad deberá ser eliminado de la faz republicana en pro de una “sociedad liberada”. Todos los caminos jurídicos conducen al nefasto propósito de “quedarse un poco más” y si es factible por “tiempo indefinido”. En ese orden, una manada de “hombres escombro” que se apoderaron de los tres poderes elucubran fórmulas y tácticas para la “perennidad”, arrebatando a la ciudadanía “su felicidad emancipada”, esa salud colectiva que solo es generada por la transparencia, la honestidad y una “dinámica movilidad”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD