Los “escombros” hundieron al país

La patología en su primer ciclo concluye: “Estos parlamentarios no son los genuinos representantes del pueblo. Fueron impuestos mediante dispositivos fraguados por la clarividencia maléfica. No son fruto del sufragio libre, abierto, espontáneo e inteligente. Son los personajes que se eligieron a sí mismos para engrosar una ‘lista cerrada’ de socios/accionistas, sin que fuera asentido soberanamente por la comunidad. Por ende, son los candidatos ‘de facto’ que socavan la ‘voluntad popular’ al solo efecto de aprovecharse de los ‘fueros’ que consagran amplitud de efectos para la ‘ventaja propia’. Son los embusteros de la elucubración jurídica para cazar la ‘inamovilidad o perpetuidad’ de los cargos, causando el atraso y la humillación de la patria”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD