Senador Víctor Bogado va a juicio oral por caso “niñera”

La jueza penal de Garantías Rosarito Montanía resolvió elevar a juicio oral y público el caso de la “niñera de oro” en el que están acusados por cobro indebido de honorarios y estafa el senador colorado cartista Víctor Bogado, Gabriela Quintana y el exjefe de Gabinete de la Cámara de Diputados Miguel Ángel Pérez.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

Los abogados de Bogado, Quintana y Pérez intentaron sin éxito excluir las declaraciones indagatorias que sus clientes habían realizado años atrás, con la intención de volver a declarar en el juicio oral cuya fecha de realización aún no se conoce. 

Por su parte, el Ministerio Público, representado por los fiscales René Fernández y Liliana Alcaraz, presentó un pedido de inclusión en carácter de testigo de la diputada liberal Celeste Amarilla, viuda de Franklin Boccia (ya fallecido y ex director de Itaipú), y lo logró sin oposición.

La jueza Rosarito Montanía analizó primero los incidentes de los abogados de Bogado, Quintana y Pérez y los rechazó. En cuanto al pedido de sobreseimiento dijo que existen méritos suficientes en la imputación para elevar el caso a juicio oral. También admitió que la diputada Amarilla sea incluida como testigo, atendiendo que puede aportar datos importantes para la investigación en la siguiente etapa, que es la del juicio oral.

Antes de que la jueza Montanía leyera su resolución, se dio la oportunidad a los acusados para que expresen alguna cuestión en su defensa. La “niñera” Quintana se negó a hacerlo, mientras que Pérez solo dijo que era un funcionario antiguo de la Cámara de Diputados sin ninguna falla y un padre de familia.

Bogado negó todo

Cuando le tocó el turno al acusado Bogado, en una extensa alocución, dijo que nunca cometió los delitos de los que le acusan. Agregó que todo este proceso se le “armó” por una fotografía que publicó en un medio de comunicación sobre el cumpleaños de su hija, donde estaban invitados unos 20 funcionarios de la Cámara de Diputados, entre ellos Gabriela Quintana. Eso fue utilizado por la Fiscalía para poder procesarle, dijo el senador, quien en un momento de su exposición comenzó a llorar. 

En medio de lágrimas, Bogado le dijo a la jueza que es inocente y que es víctima de una persecución política, ya que a lo largo de su vida pública se ganó muchas enemistades. Añadió que el pedido de comisionamiento a su “niñera de oro” se trató de un error administrativo y no de un delito, tal como sostiene la Fiscalía. De paso, acusó al Ministerio Público de estar instrumentado para perseguirlo.

Al finalizar la audiencia preliminar el senador volvió a conversar con los medios y dijo que estaba tranquilo y que sin problemas afrontaría el juicio oral. “Ese juicio oral no va a durar más de tres minutos” fue la frase que repitió varias veces Bogado.

Mientras se desarrollaba la audiencia, afuera de la sala un grupo de abogados y ciudadanos indignados, a los que no se les dejó participar, a los gritos pedían que Bogado sea condenado y llevado a la cárcel.

Millonario sueldo

Gabriela Quintana fue nombrada en Diputados y tenía un sueldo de G. 13.237.400, pero bajo la presidencia del entonces diputado Víctor Bogado (ANR) fue contratada en Itaipú en el 2013, a pedido del legislador. En el ente “ocupó” el cargo de técnico y su salario era de G. 8.793.300. Luego que se descubrió que la “niñera de oro” tenía doble remuneración, devolvió G. 71.783.470 que fue lo que cobró sin trabajar en Itaipú. Según Bogado, el comisionamiento fue pedido por Anki Boccia, exdirector de Itaipú, pero las pruebas dicen lo contrario.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...