Un aluvión incontenible de “escombros” se instala en el Parlamento y lo infecta

Antiguos yuyos de la “flora colorete” siguen infestando a la sociedad paraguaya… Al succionar la savia del Estado paraguayo inoculan el germen de la contaminación, arruinando a la ciudadanía nacional. Mediante demagogias, contubernios y artilugios, estas alimañas copan los escenarios marchitando cualquier vestigio “de vida útil, de vida sana...”. Por eso, la maldita peste deberá ser erradicada para que el pueblo pueda germinar…

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD