Estudiar en la tierra de los canguros

Es realmente fascinante y todo un reto el abanico de posibilidades que se les abre a los jóvenes que logran una beca para estudiar en el exterior. Y más aún si la casa de estudios está en puntos tan lejanos y exóticos del planeta, como Australia. Varios jóvenes comparten su experiencia con ABC Revista.

Becarios paraguayos en Australia se unieron este año para celebrar el Año Nuevo en Sídney.
Becarios paraguayos en Australia se unieron este año para celebrar el Año Nuevo en Sídney.

Cargando...

Ernesto Rojas (35) está por concluir una maestría en emprendedurismo e innovación con énfasis en gestión económica en la Universidad Nacional de Australia, en Camberra, una de las más prestigiosas de Oceanía, donde se postuló mediante BECAL. “Desde los inicios de BECAL sabemos el enorme impacto que esta política pública busca fomentar en la formación de paraguayos en las mejores universidades del mundo”, sostiene.

Como comunicador radial en Paraguay4Export (programa de radio), el joven tuvo la oportunidad de entrevistar a varios compatriotas que obtuvieron la beca, a referentes en distintos campos, y pudo interiorizarse del impacto que pudieron generar al volver al Paraguay en lo económico, político, cultural y social. “Mi idea es generar ese mismo impacto promoviendo el emprendedurismo enfocado hacia la innovación económica del país”, comenta.

Todo esto lo entusiasmó y eligió Australia por el modelo de educación que le llamó mucho la atención. Las universidades australianas cuentan con el más alto rigor académico y están ubicadas en el top 50 entre las mejores del mundo. “Australia se encuentra entre los principales países para nuevos startups (pequeños emprendimientos), en la promoción del clima de negocios y emprendedurismo, debido tanto a su infraestructura física, gran dinámica en el mercado interno, como la comercial y legal. Este país se ha convertido en una próspera economía emergente, atractiva para los principales talentos extranjeros a nivel mundial”, detalla.

La fabulosa diversidad cultural en la cual los inmigrantes siguen siendo protagonistas claves es otro de los atractivos junto con su fauna y flora con la biodiversidad más rica del planeta.

Ernesto Rojas antes estudió Administración de Empresas con énfasis en marketing y gestión logística en la República de China (Taiwán) y cuenta que existe una gran similitud entre Taiwán y Australia en cuanto a exigencias. Ambos países son prósperos en términos económicos, casi iguales en número de habitantes, pero con una gran diferencia en superficie y extensión de tierra. “En lo académico, ambos sistemas educativos son extremadamente exigentes y promueven una educación con visión internacional, a la par que desarrollan una conciencia global”, asegura.

Vida cotidiana y grandes urbes

La vida cotidiana en Australia se resume en poder equilibrar y cumplir las exigencias académicas de la universidad bastante fuertes, reuniones grupales, exámenes, exposiciones, y las horas de trabajo de medio tiempo para cubrir los gastos de la manutención en Australia que corren por su cuenta. “Australia es un país con los más altos estándares de vida y a la vez uno de los más costosos a nivel mundial”, afirma.

En este continente las grandes urbes como Sídney y Melbourne son fascinantes. “Sídney, famosa por ser la ciudad financiera y mediática; Melbourne, reconocida por ser una ciudad que promueve el arte, la cultura, el deporte y la moda. Ambas ciudades cosmopolitas, enérgicas, y con una enorme capacidad de atraer al turismo internacional y local. Canberra, donde vivo, es la capital de Australia, una ciudad tranquila, limpia, ordenada, organizada, y por sobre todo eminentemente política”, cuenta al destacar el haber recibido el 2023 con el espectáculo de luces y pirotecnia del más alto nivel mundial en la emblemática Ópera de Sídney y el Harbour Bridge. También participó de la corrida más grande y emblemática de Sídney, un evento que aglomera corredores de todo el mundo en la cual representó a nuestro país.

Sostenibilidad alimentaria

Araceli Ortiz (27) es ingeniera agrónoma y cursa una maestría en Ciencias Agrarias con la especialidad en Sostenibilidad Alimentaria (Master of Agricultural Sciences; Food Sustainability) por la Universidad de Melbourne. Es la presidenta de la Asociación de Becarios Paraguayos en Melbourne. “No me arrepiento en absoluto de haber escogido esta ciudad y esta universidad como mi residencia temporal”, resalta.

Es la primera vez que la joven vive fuera del país y admite que al principio sintió un poco de miedo. Sin embargo, nunca fue un impedimento para continuar con la decisión que había tomado, y permitirse la oportunidad de crecer personal y profesionalmente. “Australia es referente en cuanto a educación de primer nivel. Aquí se encuentra una cantidad inmensa de alumnos internacionales que formamos parte de las distintas universidades”.

Si bien Becal brinda un gran apoyo con la beca, no siempre es suficiente para la manutención. “En mi caso particular, el programa de maestría dura dos años. La universidad me otorgó un ‘Advanced Standing’ y logré acortar el programa a un año y medio. Aún así debí utilizar todos mis ahorros de años. Pero, lo más importante para mí, ¡es que vale la pena!”, afirma.

Melbourne es fascinante por la seguridad, la eficacia en el transporte, la responsabilidad cívica, restaurantes, bares, tiendas, parques, actividades en todo momento. “Me siento muy orgullosa de mí misma por haber logrado alcanzar una de mis metas y sueños más anhelados, e insto a todos aquellos estudiantes y profesionales a que hagan lo mismo”, resalta.

El mundo de la fonoaudiología

María Inés Aponte Medina (30), fonoaudióloga, también llegó a Melbourne, Australia, a inicios del año pasado para la maestría en Intervenciones del Aprendizaje (Master of Learning Intervention) con énfasis en Dificultades Específicas del Aprendizaje (Specific Learning Difficulties). “Fue un programa excelente de un año donde pude profundizar mis conocimientos acerca de cómo apoyar a niños y jóvenes con dificultades en el aprendizaje, discapacidades y pérdida de audición en el entorno educativo, con prácticas pensadas para cada contexto específico, basadas en evidencia científica y culturalmente responsables”, detalla.

También lleva adelante un curso complementario “Leading Learning through Advocacy” con la intención de comprender las implicancias de cooperar, incidir y liderar proyectos educativos. “Me siento muy feliz, afortunada y completa con mi vida en Australia. Estar aquí es vivir un constante aprendizaje, nada fácil, pero el alejarte de tu familia, amigos, ideas, expectativas y hacer espacio a nuevas maneras de ver la vida, a personas y experiencias que te enriquecen es simplemente una oportunidad única e invaluable”.

Ingeniería eléctrica

Humberto Riveiro (33) vive con su esposa e hija en Sídney desde hace casi un año para realizar una maestría de dos años en Ingeniería Eléctrica en la University of New South Wales (UNSW).

Comenta que Sídney, a pesar de ser contar con más de cinco millones de habitantes de diferentes culturas, es una ciudad muy organizada, segura y limpia. “La infraestructura de mi universidad es una de las mejores del mundo; tienen laboratorios de ingeniería espacial, para fabricación de circuitos integrados (chips electrónicos), un auto movido a energía solar que acaba de romper un récord Guinness. La UNSW es una de las pioneras en energía fotovoltaica ya que fue ahí donde se inventaron uno de los paneles solares más eficientes que existen actualmente”, explica.

El contacto cercano con las empresas locales también es excelente. “Regularmente, la universidad o el centro de estudiantes ofrecen ferias laborales, charlas de inserción laboral, cursos y mentorías para aquellos que comienzan su carrera con cero experiencia en la industria”, destaca.

Y para no perder el tiempo su pequeña hija se incorporará este año a una escuela pública. Para ello el colegio comenzó a ofrecer charlas a los padres con días de visita para que los niños comiencen a adaptarse. Y, para su sorpresa, los guías eran los propios alumnos de sexto grado. “De esta forma el colegio forma a los niños en el liderazgo, desarrollan sus habilidades para hablar en público y expresar sus ideas”, indica.

Humberto considera que cada joven paraguayo debería tener la oportunidad de conocer un país como Australia. “Es la única manera de que en Paraguay dejemos de normalizar la pobreza, la corrupción, y la falta de orden en la sociedad. Cuando la gente vea que existe algo mejor, capaz comience a creer que en Paraguay también se puede”, asegura.

mpalacios@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...