Santa Catalina: joya de Buenos Aires

En la hermosa ciudad de Buenos Aires se encuentra el Monasterio Santa Catalina de Siena, un lugar que combina historia, arquitectura y gastronomía para crear una experiencia única para los turistas y visitantes locales. Este monasterio, que data del siglo XVIII, se ha convertido en un atractivo turístico muy popular en la ciudad, debido a su belleza y su historia.

Monasterio de Santa Catalina de Siena en el centro de Buenos Aires, Argentina.
Monasterio de Santa Catalina de Siena en el centro de Buenos Aires, Argentina.Marta Escurra 28-07-2023

Cargando...

San Martín al 705, Buenos Aires. Una elegante construcción es sede del Monasterio Santa Catalina de Siena, encantador lugar en el que se combinan la historia, la arquitectura y la gastronomía.

Este monasterio es uno de los lugares más emblemáticos de la capital de Argentina que, con su impresionante arquitectura y su rica historia, atrae a turistas de todo el mundo.

Pero, ¿sabías que hay muchas curiosidades interesantes sobre este lugar?

Aquí te contamos seis de ellas.

1) Fundado por monjas dominicas. El Monasterio Santa Catalina de Siena fue fundado en 1745 por un grupo de monjas dominicas provenientes del Monasterio de Santa Catalina de Siena en Lima, Perú. Estas monjas decidieron establecerse en Buenos Aires con la intención de llevar una vida de clausura y dedicarse a la oración y la contemplación.

2) Arquitectura única. Una de las características más llamativas del Monasterio Santa Catalina de Siena es su arquitectura única. El edificio combina elementos del estilo colonial español con detalles barrocos y neoclásicos. Sus muros gruesos y altos, sus patios internos y sus amplias galerías le dan un aspecto imponente y lleno de historia.

3) Oasis de tranquilidad. A pesar de estar ubicado en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, el Monasterio Santa Catalina de Siena es conocido por ser un oasis de tranquilidad en medio del bullicio urbano. Sus jardines cuidadosamente diseñados, sus patios internos y su ambiente silencioso invitan a la reflexión y al encuentro espiritual.

4) El relicario de Santa Rosa de Lima. Dentro del Monasterio Santa Catalina de Siena se encuentra un preciado tesoro: el relicario de Santa Rosa de Lima. Este relicario contiene una reliquia de la patrona de América y es considerado un objeto sagrado por las monjas dominicas. Cada año, en la festividad de Santa Rosa de Lima se realiza una procesión especial en honor a esta importante figura religiosa.

5) Abierto al público. Aunque el Monasterio Santa Catalina de Siena es un lugar de clausura, se encuentra abierto al público en ocasiones especiales. Durante ciertos días del año, como el Día del Patrimonio, el monasterio abre sus puertas y permite a los visitantes explorar sus hermosos espacios interiores y conocer más sobre la vida de las monjas dominicas.

6) Restaurante 1745. Otra cosa que distingue al Monasterio Santa Catalina de Siena de otros atractivos turísticos es su restaurante. Ubicado dentro de las instalaciones del monasterio, ofrece una experiencia gastronómica única que combina la cocina tradicional argentina con la influencia de la cocina mediterránea. El restaurante ofrece un ambiente encantador. Los visitantes pueden disfrutar de sus comidas en el patio al aire libre, rodeado de hermosos jardines y la tranquilidad del monasterio. También hay salones interiores para aquellos que prefieren una experiencia más íntima.

Ubicado en una antigua celda de monja restaurada, el restaurante conserva elementos originales del monasterio que le dan un encanto especial. La iluminación tenue, las paredes de piedra y los muebles de madera proporcionan una atmósfera cálida y acogedora. Cada detalle ha sido cuidadosamente seleccionado para preservar la esencia del monasterio y crear un espacio armonioso donde los visitantes pueden escapar del bullicio de la ciudad y sumergirse en una experiencia gastronómica única.

¿Quién fue Santa Catalina de Siena?

Santa Catalina de Siena fue una figura destacada en la historia de la Iglesia Católica. Nacida en el siglo XIV en Siena, Italia, esta santa dominica dejó un legado duradero a través de su fervorosa fe, su compromiso con el servicio y sus escritos inspiradores.

Uno de los milagros más conocidos de Santa Catalina fue la aparición de los estigmas en su cuerpo. Se dice que en una visión mística, Cristo se le apareció y le entregó un anillo invisible, que representaba su unión espiritual con él.

Después de esta experiencia, los estigmas comenzaron a manifestarse en las manos, pies y costado de Santa Catalina. Estas heridas se mantuvieron abiertas y sangrantes por el resto de su vida, causando un gran sufrimiento físico, pero también simbolizando su unión con Cristo en su pasión.

También se le atribuyen varios milagros de curación durante su vida. Se dice que tenía el poder de sanar enfermedades y lesiones con solo tocar a los enfermos. En una ocasión, una mujer ciega fue traída ante ella y, al tocarla, la santa le devolvió la vista. Otro relato cuenta cómo un hombre gravemente herido en un accidente fue llevado a Santa Catalina y, a través de sus oraciones, el hombre fue instantáneamente sanado y recuperó su fuerza y salud.

Además de sus poderes de curación, Santa Catalina también fue conocida por su habilidad para convertir almas y traer a los pecadores a la fe. Otro aspecto sobresaliente de sus milagros fue su capacidad para proteger a las personas contra el mal y la violencia.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...