Albinismo en plantas

El albinismo es uno de los desórdenes genéticos más extendidos entre los humanos y también entre el reino animal y vegetal. La interrogante es saber cómo se manifiesta y por qué. Como en los animales, este fenómeno se caracteriza en las plantas por la ausencia de pigmentos. Sin embargo, en las plantas, esta ausencia es fatal ya que el pigmento que falta es la clorofila, y sin ella una planta albina carece de los medios para elaborar los nutrientes necesarios para su supervivencia y crecimiento.

La aparición de los brotes albinos probablemente resulta de la combinación en la semilla de genes recesivos de la planta madre. En cambio, los retoños de las raíces se desarrollan a partir de la mutación en una sola célula o grupo de células, ya que el resto de la planta que nace a partir del tallo albino es normal.

Las plantas albinas se caracterizan por tener tallos y hojas de color blanco o rosado. Si la planta albina surge del tallo de una planta normal, puede haber rasgos transitorios en el punto de unión entre las dos.


Una planta albina ¿puede sobrevivir por mucho tiempo?

Los brotes albinos no suelen sobrevivir más de días o algunas semanas, sin embargo los brotes que surgen en las raíces pueden vivir algo más debido a que pueden absorber los nutrientes de la planta madre. A pesar de su corta vida, la aparición de los brotes albinos resulta muy útil para todos aquellos estudiosos de la genética forestal.

Los genes que causan la aparición del albinismo pueden ser utilizados como referentes a la hora de estudiar ritmos y patrones de dispersión de las semillas procedentes de los árboles que portan esos genes en particular.


¿Puede ser mencionado que el lapacho blanco es un albino de los lapachos?

En absoluto se debe afirmar. El lapacho blanco es solamente la manifestación de un gen recesivo del lapacho rosado y que en la práctica podemos encontrar en un porcentaje muy bajo, 5% en todo nuestro entorno.

Podemos disfrutar de su color en la misma época de floración de los lapachos rosados. Para asegurar su floración de color blanco, se practican las técnicas de la reproducción vegetativa, injertos, acodo, enraizamiento de tallos, ramas y raíces, entre otras.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD