Manto térmico

El manto térmico es un elemento que puede utilizarse en el campo y que tiene el objetivo de proteger a los cultivos de las heladas, formando un microclima entre la planta y el terreno.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ULIT5DK32FAZPMAMRGBARSZFFQ.jpg

Jean Pierre Perrier (*)

Además, retiene el aire cálido que libera el suelo durante la noche y forma un colchón de aire que actúa como escudo térmico. Con ello, se logra una diferencia de temperatura de 3 a 5 ºC con el exterior.

Con el manto térmico los cultivos deben quedar completamente cubiertos. Esto impedirá la entrada del viento frío y protegerá a los vegetales. Esta tecnología actualmente se utiliza en numerosos países con resultado exitoso en un 100 %. Está comprobado que reducir las bajas temperaturas y el estrés del cultivo produce plantas más vigorosas, sanas y más resistentes a enfermedades. Este manto está fabricado con múltiples fibras de polipropileno, orientados en distintas direcciones, para lograr una especie de tejido muy fino y ligero. Una de sus principales ventajas es tener un peso muy ligero, lo que permite colocarlo directamente sobre la planta o cultivo sin producir daño por roce o peso. La tela es fabricada con material virgen, no tóxico y estabilizado UV para alargar su vida útil.

FORMA DE COLOCACIÓN

En cultivos de hoja de baja altura se coloca directamente, debido a que su mínimo peso no los daña. La parte que tiene contacto con el suelo debe fijarse, enterrándola con tierra sobre los bordes. En el caso de disponer de estructura de sombreo, se aprovecha la red de alambres y se extiende el manto térmico sobre la media sombra. El manto debe llegar hasta el suelo para impedir la entrada de viento. Se entierran los bordes, al igual que en los cultivos de baja altura. En los cultivos de tomate, locote o similares, que usan tutorados con estacas, se puede colocar el manto directamente sobre el tutorado, pasando por arriba de las estacas y con cuidado que las puntas no lo rompan. La parte que entra en contacto con el suelo se debe fijar.

VENTAJAS

El manto térmico es ligero, suave y permite el contacto directo con los cultivos más delicados. Es permeable al aire, permitiendo el intercambio gaseoso entre la planta y el ambiente; igualmente es permeable al agua, permitiendo una buena evapotranspiración, y en algunos casos se puede regar directamente sobre el manto térmico. Disminuye el estrés que se genera por cambios bruscos de temperatura y luminosidad, reduciendo el efecto de luminosidades máximas y temperaturas mínimas. Conserva mayor tiempo la humedad sin que llegue a condensarse y actúa como barrera física que impide el acceso de pequeños animales o de insectos, reduciendo significativamente el uso de químicos y agrodefensivos sobre los cultivos.

Es muy fácil de instalar debido a que no requiere de estructuras y se aplica directamente sobre los cultivos. Puede usarse dentro de invernaderos, para mejorar temperatura y disminuir la condensación, y así evitar problemas como botritis y otras enfermedades en los cultivos.

(*) Gerente de Amangy 

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.