Los alérgicos y el clima

Las alergias no solo producen síntomas a nivel nasal o bronquial, sino que afectan también a otros órganos, por ejemplo, ojos, faringe y laringe. El clima y la polución están en el banquillo de los acusados.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1985

Cargando...

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, para el 2050, la mitad de la población mundial sufrirá algún tipo de alergias. “En nuestro país, los altos porcentajes de humedad y calor, durante gran parte del año, asociados a otros fenómenos, como la alta polución ambiental en los centros urbanos, determinan una prevalencia de rinitis alérgica de aproximadamente 42 % y de asma bronquial en torno al 20 %. La prevalencia de rinitis alérgica es la mayor de toda América Latina”, informa el alergólogo Jaime Guggiari (h).

Según el doctor, las enfermedades alérgicas no solo producen síntomas a nivel nasal o bronquial, sino que afectan a otros órganos; observamos síntomas oculares, faríngeos, laríngeos, entre otros, asociados a los síntomas nasales y, en ocasiones menos frecuentes, hay señales aisladas en un solo órgano.

Destaca que la conjuntivitis alérgica, con o sin rinitis, es una inflamación de la conjuntiva (la membrana que recubre la superficie ocular y el interior de los párpados) causada por una respuesta excesiva de nuestro organismo frente a un agente externo o alérgeno.

“La conjuntivitis puede ser estacional, solo en algunos meses del año o perenne. Habitualmente es bilateral, afecta a ambos ojos que están rojos y con picor, también experimentan lagrimeo, secreción acuosa algo mucosa, edema palpebral, esto es hinchazón del párpado, por acumulación de líquido, además fotofobia (sensibilidad a la luz) y sensación de cuerpo extraño”, sintetiza el especialista en alergias.

El buen diagnóstico de las causas que originan las reacciones alérgicas es lo primero que encamina hacia el tratamiento acertado. “El mismo se basa en evitar el alérgeno y luego, según prescripción médica, se recurre a antialérgicos por vía oral, colirios en caso de las conjuntivitis, e, incluso, las vacunas antialérgicas”, añade el doctor Guggiari. El clima y la polución son algunos de los culpables de todas estas alergias.

Hasta los ojos

“La conjuntivitis alérgica afecta aproximadamente a un 25 % de la población, y se presenta sola o acompañada de otras enfermedades como la rinitis alérgica, la bronquitis asmática o el eczema. Cuando se dan complicaciones de la conjuntivitis alérgica, se llega a la conjuntivitis infecciosa, porque el paciente se frota los ojos con las manos sucias y emerge una infección del ojo con las típicas secreciones purulentas abundantes en ojos que amanecen pegados. La lesión por rascado en la córnea es una herida superficial que provoca dolor y molestias por la luz. No tratarla daña los ojos de manera grave”, sentencia el doctor Guggiari.

Disfonía

No es rara la disfonía asociada a los cuadros de alergia respiratoria, como la rinitis y el asma, sobre todo en la primera infancia, menciona el galeno. “Es muy importante el trabajo en equipo con el otorrinolaringólogo, debido a que es fundamental el examen de toda la laringe y cuerdas vocales a través de la fibrolaringoscopía. Entre los diagnósticos diferenciales se destacan las disfonías infecciosas (virósicas y bacterianas), secundarias a reflujo gastroesofágico e inclusive la presencia de tumores”, culmina.

mirtha@abc.com.py

Fotos Gentileza/Pixabay

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...