Cáncer gástrico

El cáncer gástrico es una enfermedad oncológica muy relevante, ocupa el segundo lugar en incidencia a nivel mundial, con un total del 10% de todos los tumores malignos y es responsable del 12% de muertes por cáncer.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

Cargando...

En nuestro país también se los ven pero no con el índice muy elevado en relación a otros cánceres, así como en otros países en donde esta enfermedad es endémica.

Existen numerosos factores causantes de esta patología, entre ellos los más frecuentes son la presencia de una bacteria llamada Helicobacter Pylori que vive en nuestro estómago soportando la acidez del medio y produciendo a largo plazo gastritis crónicas, úlceras, hasta conllevar al cáncer. 

Por otro lado también tiene una gran implicancia el factor nutrición, por ejemplo, en el Japón la incidencia de cáncer gástrico es muy elevada por el consumo excesivo de pescados crudos. 

En otros lugares la ingesta exagerada de alimentos conservados, por la composición química del conservante conocido como N-nitroso, componente carcinogénico en los animales de experimentación. 

Existen otros factores relacionados con la alimentación, como por ejemplo el abuso de la carne roja, el alcohol de alto grado en demasía. Todos estos factores en principio producen una inflamación crónica de la mucosa gástrica llevando a diferentes etapas de cambios en las células normales del estómago y sus consecuentes patologías en algunas hasta el cáncer.

Podríamos citar numerosos otros factores, como la obesidad, historia familiar de cáncer, etc., pero lo más importante de todo esto es que gracias a estos conocimientos podemos contrarrestar cambiando nuestros hábitos alimentarios. 

Por ejemplo, el consumo de frutas frescas, vegetales, evitar en lo posible los conservantes. También se ha señalado en algunas literaturas al consumo del té verde por sus componentes como anticancerígenos, aunque controversiales en otras.

Los síntomas 

Es muy importante saber que cuando aparezcan los síntomas en general el diagnóstico es tardío, los más comunes son la pérdida de peso importante, no tienen apetito, se fatigan fácilmente o tienen molestias a nivel de la boca del estómago, en ocasiones se puede palpar una masa a ese nivel. Estamos hablando de una enfermedad avanzada y el pronóstico es serio.

Diagnóstico temprano 

Lo ideal sería tener un diagnóstico temprano y de esta forma mejorar el pronóstico y las chances de curación. Como los síntomas a nivel inicial casi son inexistentes, se debe plantear como en los países de alto riego los controles endoscópicos de rutina a una cierta edad. Preferentemente en hombres por el porcentaje más elevado en estos.

El diagnóstico se realiza por endoscopia, toma de biopsias para confirmar. Aún en casos negativos se debe tomar muestras para descartar la presencia del Helicobacter Pylori ya que de ser positivo, el tratamiento médico es muy importante conociendo las consecuencias que podría acarrear este germen.

Cómo se trata 

Los tratamientos del cáncer gástrico dependen del estadio clínico de la enfermedad y de las condiciones médicas del paciente. En los estadios tempranos el tratamiento ideal es la cirugía, aunque en los últimos cinco años se viene preconizando la quimioterapia a título preoperatorio con resultados muy alentadores. En etapas más avanzadas, sin compromiso de otros órganos, se pueden asociar la cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Una buena alimentación balanceada con abundancia de frutas, verduras, legumbres, hortalizas, productos lácteos, carnes blancas no crudas y el consumo moderado de carnes rojas, así como del alcohol, contrarrestaría la aparición de estas neoplasias.

restiga@terapeutix.com.py

(*) Oncólogo radioterapeuta.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...