Fede Cyrulnik: “El tiempo vale más que todo el éxito del mundo”

“Explotó” en redes sociales con videos breves ironizando sobre la gente y sus signos, pero él es muchas cosas más que eso, según dijo en una entrevista para ABC. Es un humorista que busca seguir consolidando ese “vínculo” con el público que supo construir gracias a internet. “Creo que un comediante de stand up, que es lo que yo soy y me gusta, defiende ese título en el escenario”, expresó antes de llegar al país para el show que dará este miércoles 6 en el Teatro Guaraní, a las 20:30.

Fede Cyrulnik visitará Paraguay por primera vez para reír con y para la gente.
Fede Cyrulnik visitará Paraguay por primera vez para reír con y para la gente.gentileza

Cargando...

Fede acaba de mudarse con su novia y su hija en una ciudad a 40 kilómetros de la capital de Argentina. Eligió un pueblo con mucha vegetación, cerca del Río de la Plata, porque le parece que es el mejor espacio, cerca de la naturaleza, para ver crecer a su pequeña.

Lea más: Bebel Gilberto lanza “João”: “Elegí las canciones que amaba y que me decían algo”

Desde allí habla para esta entrevista, donde explica que este lugar es también adecuado para grabar sus videos y para desconectarse cuando lo necesita. Es que este humorista que “sacudió” el formato de videos breves en TikTok e Instagram, también quiere esos momentos de tranquilidad y orden.

Así vive el humorista entre valorar esos tiempos pero también revisar la felicidad que siente de poder “concretar” esos vínculos cada vez que llega a un nuevo país. En ese sentido, esta será la primera vez que vendrá a Paraguay, así como también recientemente visitó Chile o Uruguay. “Es algo a lo que no me acostumbro mucho”, dice Cyrulnik con mucha sinceridad sobre salir de gira.

No obstante, lo lindo para él está en darse cuenta que a cada lugar al que va, se siente como en su país de origen. “Parece que sigo estando en mi casa, pero en otro país. Es raro, porque no estoy yendo a un lugar donde no me conocen y donde a uno lo conocen hace que se sienta en su casa porque te reciben con la calidez como si te conocieran de toda la vida”, explica.

El logro tiene su pico alto cuando la gente va a los shows, porque según él, es cuando la gente sale a buscar eso que comenzó siendo un vínculo “que se fue construyendo a través de internet”. Ese momento del vivo con público “es como consolidar a alguien como artista”, refiere.

Al respecto, afirma su creencia de que “un comediante de stand up (...) defiende ese título en el escenario”. Según Cyrulnik “un comediante no se puede defender en un videíto, porque un video con un chiste bueno o un minuto gracioso lo podemos tener todos, el desafío es hacer un show de una hora y media donde eso suceda todo el tiempo. Para mí el stand up tiene algo, que a mi forma de ver la comedia, hace que tengas que dar un show que no sea cualquier cosa. Me gusta que hasta los standups más tradicionales, si uno los analiza, tienen algo”, plantea.

Los signos del zodiaco

Gracias a los videos caracterizando a las personas en diferentes situaciones y según los diferentes signos del zodiaco es como Fede alcanzó el nivel de “viral” en internet. Pero él aclara en todos lados que no es astrólogo. Al respecto, afirma: “Y soy otra cosa, que es lo más difícil. Soy alguien que usa eso que a vos te interesa y te gusta para hacer chistes”, señala.

No obstante, aclara que “no es un show solo de astrología, es un show donde hablo de muchas cosas pero la astrología es el vehículo principal por el que vamos transitando”, acerca del espectáculo con el que desembarcará en Paraguay.

Todo este torbellino de conectar con la gente a través de estos segmentos, tuvo su punto fuerte justamente durante la pandemia, un tiempo con limitaciones y restricciones que el humorista afirma no haber sufrido tanto, porque es “más introvertido” de lo que parece.

“La pandemia me hizo sufrir por ver sufrir a los demás. Yo no sufrí el encierro, las restricciones, porque soy una persona que tiene una adaptación a los espacios, a los medios, a las circunstancias, por momentos extrema. Eso es una cosa personal por haber sido siempre muy independiente. En mi casa cuando era chico, por no pedir ayuda, hacía todo solo, y mi forma de ser más antisocial e introvertida me llevó a manejarme casi cómodamente en cualquier aspecto”, reflexiona.

Gracias a esa forma de ser, el entendió que podía ser productivo y hacer algo por la gente de la forma en que fuera posible en ese momento. “Me puse en un rol muy productivo de qué puedo hacer, en qué puedo ayudar, no me podía ir a dar una mano en otros aspectos como si fuera una inundación entonces dije voy a hacer reír e hice estos videos, shows virtuales, fue mi forma de ayudar”, reconoce.

Pero entonces este ser introvertido necesita también “refugiarse” en sus propios gustos y lo que más lo apasiona hoy por hoy es el running. “Estoy equilibrado por eso. Ahora entreno todos los días como una excusa para estar bien de la cabeza y el cuerpo”, cuenta Cyrulnik, que un tiempo también hizo jiujitsu y también estuvo con un grupo de triatlón, haciendo además natación y bicicleta.

Esas son sus formas, porque también entiende que a veces en el escenario no puede liberarse del stress como cuando hace ejercicio. “A mí en el show me pasan otras cosas que lo que le pasa a la gente. El trabajo del show me genera un cansancio psicológico que me toma mucha energía entonces me deja muy cansado”, reconoce.

El camino hacia los sueños

Más allá de los videos y los shows, Fede es una persona que viene trabajando hace años buscando encontrar eso que lo llene. En su caso, confirma que desde hace 20 años no deja de, incansablemente, perseguir el deseo de ser lo que es hoy. “Ahora tengo 40, y hace 2 o 3 años más o menos que pasan las cosas que quería”, dice.

Pero “por suerte”, -continúa-, explica que durante todo el proceso hizo algo que fue su “gran lección”, que fue “haberlo disfrutado todo durante el camino; estuve feliz incluso cuando no tenía nada o tenía poco, pero siempre hice lo que me gustaba, tomando buenas decisiones”, remarca.

No obstante, siempre tenía en claro que lo que le gustaba “era difícil, no tenía porqué sucederme rápido, pero tenía perserverancia y debía saber manejar las frustraciones y los fracasos, que es lo más importante. Si salen las cosas, bien, y si no, fuiste feliz, porque esa es la única cuenta que hay que hacer, ser siempre feliz mientras puedas, persiguiendo cualquier objetivo. Podes hacer lo que quieras pero en el camino tratar de ser lo más feliz posible, porque no hay otra, el tiempo es valiosísimo, el tiempo vale más que todo el éxito del mundo. Fui muy feliz durante el camino y hoy estoy siendo muy agradecido”, subraya.

“La lección fue que la clave, siempre, de lo que me estaba sucediendo era el manejo de la frustración, porque en este medio tenés que ir sin respuesta, buscando la idea de algo que no sabés si te va a pasar y tenés que hacer de cuenta que te va a pasar, es tirarse de espalda a la pileta. Me tiré igual, me fui rompiendo la espalda en varias piletas hasta que en una hubo agua y en otra nada, y así”, declara.

“Al principio creí que quería ser actor, después quería hacer improvisación y todo esto antes de las redes sociales”, profundiza para luego recordar que comenzó yendo a todos los castings posibles y siempre recibiendo un “no” como respuesta. “Nunca me eligieron para nada, nunca, fui diez años a castings para aprender que todos esos “no” era algo que me estaban diciendo: por ahí no tenés que buscar que alguien te quiera, sino ponerte vos a estar ya en un medio sin un director que te elija. Voy a intentar yo. Por suerte las redes sociales vinieron a desmonopolizar la televisión. Yo me hice conocido a través de mi vínculo con la gente, sin intermediario”, destaca.

Finalmente, todo su recorrido lo traerá a Paraguay como parte de una gira para hacer reír y divertirse con la gente. “Es la primera vez que voy así que voy a llevar un unipersonal que va a tener lo mejor de toda mi carrera, porque como nunca fui tengo un montón de chistes que no llegaron a escuchar. Acá vengo haciendo shows hace 15 años. Voy con los mejores chistes, si fuera los Beatles voy con ‘Hey Jude’, con los hits. Va a ser un show de mucho chiste, por supuesto mucha improvisación con los signos, donde abro el juego, pregunto, para que sea una primera función súper explosiva”, cierra.

Las entradas se venden a través de Ticketea a G. 150.000 (Platea), G. 200.000 (Generales) y G. 250.000 (VIP). Organiza la nueva productora Session Experiences.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...