OSN ofrece un “Ñemongeta” musical junto al violonchelista brasileño Fabio Presgrave

La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) presentará esta noche su décimo concierto de la Temporada Oficial Internacional, con un programa denominado “Ñemongeta”. El concierto, que se llevará a cabo en el Teatro Municipal “Ignacio A. Pane”, contará con la participación especial del violonchelista brasileño Fabio Presgrave.

El violonchelista Fabio Presgrave, el violinista Gustavo Barrientos y el director artístico de la OSN, José Ariel Ramírez, brindaron detalles del concierto.
El violonchelista Fabio Presgrave, el violinista Gustavo Barrientos y el director artístico de la OSN, José Ariel Ramírez, brindaron detalles del concierto.SILVIO ROJAS

Cargando...

Un variado programa propone la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) para este concierto que tendrá en la batuta a José Ariel Ramírez, director artístico de la agrupación, presentando obras de Johannes Brahms, Béla Bartók y Claude Debussy. El concierto será en el Teatro Municipal “Ignacio A. Pane” (Pdte. Franco y Chile), a las 20:00, con acceso libre y gratuito.

Lea más: “Supernova” llega con una propuesta multidisciplinaria a la sala La Correa

Una de las obras centrales de este programa denominado “Ñemongeta” (diálogo) es el Doble concierto de Johannes Brahms, que presentará como solistas al violinista Gustavo Barrientos, concertino de la OSN; y al violonchelista brasileño Fabio Presgrave. “Es una obra maravillosa, súper difícil pero así también de una calidad impresionante”, expresó Ramírez.

“A mí la música de Brahms me fascina”, afirmó Barrientos y sostuvo que interpretar este Doble concierto resulta “desafiante”. El violinista agregó que pese a la complejidad, disfruta mucho de interpretar la obra de este autor alemán.

“Para mí la música de Brahms es un poco desafiante y a la vez muy expresiva, un poco contemplativa, eufórica, también tiene un poquito el carácter de música húngara casi al final. Las cosas que le pasaron en su vida él plasmó en casi todas sus obras y eso se ve reflejado también en esta música”, añadió.

Por su parte, Fabio Presgrave destacó que Brahms compuso esta obra para dos amigos suyos, Joseph Joachim que era violinista y Robert Hausmann, que ejecutaba el cello. Agregó que para su instrumento esta obra tiene una característica muy particular, ya que “la orquesta toca algunos compases y de repente para todo, el cello queda solito durante dos o tres minutos, como si fuera que Brahms con esa música se arrepiente y dice ‘vamos a comenzar todo de nuevo”.

Detalló que luego de este pasaje se suma el violín y la orquesta retoma su interpretación reiniciando la música. “En términos de forma es un concierto muy raro. Es el único que consigo recordar, del repertorio romántico, que tenga esta característica. También es el único concierto doble de violín y violonchelo”, agregó y firmó que se trata de “una obra muy especial”.

El músico, que actualmente es director adjunto de la Escola de Música da Universidade Federal do Rio Grande do Norte (UFRN) y colaborador de otras universidades brasileñas, celebró la posibilidad de realizar este intercambio a través de la Embajada de Brasil en Paraguay. “Hoy con los chelistas de la orquesta estuve aprendiendo música brasileña y voy a llevar este repertorio al Brasil. Yo creo que estos intercambios son importantísimos”, acotó.

Por su parte, Ramírez detalló que la obra de Brahms fue la que inspiró el nombre del programa de este concierto, buscando reflejar los diferentes diálogos que se pueden dar a partir de las piezas que serán interpretadas esta noche. La OSN también presentará las Siete danzas rumanas, del compositor húngaro Béla Bártok, que será interpretada en su segunda orquestación que incluye a los instrumentos de cuerdas y un grupo de vientos de madera, además de dos cornos.

El programa se completará con la suite sinfónica Primavera (”Printemps”), del compositor Claude Debussy, en una versión para orquesta realizada por Henri Büsser.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...