Crecida se mantiene estable en el Este, con ligeras oscilaciones

La crecida de arroyos y del río Paraná, que inunda varias comunidades ribereñas de Alto Paraná, se mantiene estable a una semana de la riada, con pequeñas oscilaciones. Las familias damnificadas del interior del departamento reciben asistencia a cuentagotas.

Un sector inundado en el barrio San Rafael de Ciudad del Este.
Un sector inundado en el barrio San Rafael de Ciudad del Este.ABC COLOR

Cargando...

La crecida del arroyo Acaraymi, que desemboca en el río Paraná, continúa casi en el mismo nivel y con ligeras oscilaciones, anegando los hogares de más de 300 familiares en los barrios San Rafael y San Agustín de Ciudad del Este.

Lea más: Río Paraná sigue con tendencia de crecida

En igual situación se encuentra el arroyo Saltito, que inunda decenas de casas en los barrios Remansito (Ciudad del Este) y San Juan (Presidente Franco). En esos dos distritos, 500 familias - alrededor de 3.000 personas - abandonaron sus casas por la crecida y se encuentran refugiadas en albergues, casas de familiares o en arrendamientos.

Mientras tanto, en Domingo Martínez de Irala unas 100 familias están afectadas por la riada que se inició el sábado anterior.

Según los informes hidrológicos de la Itaipú Binacional, la crecida mantiene una altura estable con pequeñas variaciones. Se requiere el descenso de unos 10 metros para considerar concluida la inundación.

Inicialmente, Itaipú anunció que el pico de la crecida sería este 5 de octubre, aunque en su último informe hidrológico indica una perspectiva leve descenso del río Paraná para mañana domingo.

En tanto, la represa binacional sigue con el vertido de agua a través de las compuertas abiertas, que ayer viernes alcanzó su mayor volumen con 8.400 metros cúbicos por segundo. Para este domingo se estima que el vertido oscilaría entre 6.000 a 7.000 m3/s.

Asistencia

Itaipú, la Secretaría de Emergencia Nacional, las municipalidades y otras instituciones asisten a las familias damnificadas con agua, víveres y chapas, además de la habilitación de albergues con servicios básicos como electricidad y sanitarios.

Lea más: Crecida del río Paraná deja 600 familias damnificadas en zona de Ayolas

La ayuda estatal llega sin demoras en la capital departamental y su área metropolitana. Sin embargo, en el interior del departamento la asistencia es a cuentagotas.

Vecinos de Domingo Martínez de Irala reportaron que solo en la colonia San Isidro se recibieron víveres, mientras que los afectados de Puerto Ita Vera aún no fueron asistidos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...