Incontinencia urinaria: solo el 20% de los afectados consulta con un especialista

La incontinencia urinaria o pérdida del control de la vejiga, es un problema frecuente y que a menudo causa vergüenza. En ocasiones se pierde orina cuando la persona tose o estornuda, e incluso tiene una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que ya no llega al baño a tiempo. El Dr. Aldo Samaniego, especialista en urología nos explica que solo el 20% de los afectados va a consulta.

En los casos de incontinencia urinaria solo el 20% de los afectados consulta con el medico. Afecta mas a las mujeres que a los hombres.
En los casos de incontinencia urinaria solo el 20% de los afectados consulta con el medico. Afecta mas a las mujeres que a los hombres.gentileza

Cargando...

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina que afecta principalmente a las mujeres, pero también se pueda dar en hombres y niños.

Si bien es más frecuente que aparezca o empeore con el paso de los años, perder orina no es una consecuencia “normal” de la edad, ni se da exclusivamente en las mujeres, aunque si en un mayor número de casos.

Según el profesional, esta problemática llega a afectar al 35 o 40% de las mujeres, y a un 11% de los hombres, pero lamentablemente solo el 20% realiza una consulta al especialista, “porque muchos sienten vergüenza, miedo o desconocimiento, lo que genera un importante impacto en la calidad de vida de la persona, llevándola al aislamiento y depresión”.

Cuatro tipos de incontinencia más frecuentes

  1. De esfuerzo: los escapes ocurren ante un esfuerzo como reír, toser, estornudar o hacer ejercicio.
  2. De urgencia: cuando el deseo tan intenso no permite llegar al baño.
  3. Mixta: por combinación de los anteriores.
  4. Por rebosamiento: cuando la vejiga no puede vaciarse completamente.

¿Cuáles son las principales causas?

Para Samaniego, los motivos de la incontinencia son muchas veces multifactoriales.

Hay diversas causas reversibles como: infección, medicamentos, constipación, depresión o alteraciones de la movilidad.

En las mujeres: se debe principalmente a embarazos, partos, aumento de peso, menopausia, alteraciones vesicales, prolapso, entre otros aspectos.

En los hombres: pueden influir el agrandamiento prostático, obstrucción urinaria, enfermedades neurológicas y antecedentes de cirugías urológicas o pelvianas.

“Debido a la multiplicidad y a la combinación de causas posibles, es importante la consulta temprana a un especialista para una correcta evaluación y tratamiento que ayude a prevenir, curar o mejorar esta situación” destacó el profesional.

Consejos que ayudan a evitar la incontinencia urinaria

  • Cambios en el estilo de vida: algunos hábitos cotidianos junto con otros tratamientos pueden ayudar a aliviar la incontinencia.
  • Incorporar fibra en la dieta diaria para evitar la constipación.
  • Tomar mucho líquido (entre 1,5 a 2,5 litros por día).
  • Dejar de fumar para reducir la tos y la irritación de la vejiga. Además, el cigarrillo incrementa el riesgo de padecer cáncer de la vejiga.
  • Evitar bebidas y comidas que puedan estimular la vejiga como alcohol, bebidas con cafeína, alimentos condimentados, bebidas carbonatadas y frutas y jugos cítricos.
  • Tener un peso equilibrado y adecuado.
  • En el caso de tener diabetes, mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Tratamientos

  • Entrenamiento vesical y rehabilitación del piso pelviano: el reentrenamiento de la vejiga ayuda a tener un mejor control sobre la misma. La rehabilitación del piso pelviano permite fortalecer los músculos del suelo pélvico. Muchas mujeres no realizan estos ejercicios o lo hacen de una manera incorrecta. Por este motivo, se recomienda consultar a un profesional con experiencia en rehabilitación del suelo pélvico.
  • Medicación: según el tipo de incontinencia, el médico puede recetar distintos medicamentos.
  • Cirugía: según el tipo de incontinencia y la gravedad de la misma, el médico puede recomendarle una cirugía.
Enlance copiado
Content ...
Cargando ...