Gobierno de Lula reduce a 1,6 % proyección para crecimiento de Brasil en 2023

Río de Janeiro, 17 mar (EFE).- El Gobierno brasileño redujo su proyección para el crecimiento de Brasil desde el 2,1 % previsto a finales de diciembre hasta el 1,6 % calculado en el Boletín Macroeconómico que publicó este viernes, el primero en ser divulgado desde que Luiz Inácio Lula da Silva asumió la Presidencia.

Gobierno de Lula redujo su proyección para redijo la estimación del crecimiento de Brasil desde el 2,1 % previsto a fines de diciembre hasta el 1,6 %.
Gobierno de Lula redujo su proyección para redijo la estimación del crecimiento de Brasil desde el 2,1 % previsto a fines de diciembre hasta el 1,6 %.Andre Borges

Cargando...

Según la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía, responsable por el boletín, la revisión a la baja fue necesaria ante las señales de desaceleración que se han registrado en los primeros meses del año y por los esperados efectos negativos de la manutención de las altas tasas de intereses.

De confirmarse la nueva proyección, el Producto Interno Bruto (PIB) de la mayor economía latinoamericana mantendrá la fuerte desaceleración del año pasado, ya que su crecimiento fue del 5,0 % en 2021, del 2,9 % en 2022 y podrá limitarse al 1,6 % en 2023.

La proyección del Ministerio de Hacienda, sin embargo, es más optimista que la de los economistas del mercado, que tan solo esperan una expansión económica del 0,89 %, y que la del propio Banco Central, que calcula que el PIB crecerá 1,0 % en 2023.

Igualmente es más optimista que la prevista por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que este viernes igualmente revisó a la baja su proyección para el crecimiento económico de Brasil en 2023 desde el 1,2 % hasta el 1,0 %.

Efectos negativos de restrictiva política monetaria

Según el boletín, la economía brasileña sufrirá en 2023 efectos negativos de la restrictiva política monetaria del Banco Central, que mantiene la tasa básica de intereses en el 13,75 % anual, su mayor nivel en seis años, en un intento de controlar la inflación.

Desde que asumió la Presidencia, el 1 de enero, Lula viene presionando al emisor para que reduzca el costo del dinero.

El Ministerio de Hacienda también revisó a la baja su proyección para el crecimiento de Brasil en 2024, desde el 2,7 % previsto en el último mes del Gobierno del líder ultraderechista Jair Bolsonaro hasta el 2,34 % calculado en el boletín divulgado este viernes.

El Gobierno igualmente revisó la proyección para la inflación de 2023, que calculó que será del 5,31 %, por encima del 4,60 % que se esperaba hasta diciembre, como consecuencia de la elevación de las tarifas administradas, como las de los combustibles y la energía.

Inflación superaría meta del Banco Central

En caso de que la nueva proyección se cumpla, la inflación brasileña superará la meta impuesta por el Banco Central por tercer año consecutivo, ya que el emisor espera una elevación de la tasa de los precios este año del 3,25 %, con 1,5 puntos porcentuales de margen de tolerancia, lo que permite que llegue al máximo de 4,75 %.

La proyección para la inflación en 2024 fue elevada desde el 3,0 % hasta el 3,52 % y de cumplirse se ubicará dentro de la meta fijada por el Banco Central para el próximo año (3,0 % con margen de tolerancia de 1,5 puntos).

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...