UE ampliará su intercambio automático de datos a imágenes faciales y registros policiales

Bruselas, 20 nov (EFE).- El Consejo de la Unión Europea y el Parlamento llegaron este lunes a un acuerdo provisional para ampliar el intercambio automatizado de datos para la cooperación policial a las imágenes faciales y a los registros policiales.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

En base a una propuesta de finales de 2021 de la Comisión Europea, los otros dos colegisladores de la Unión Europea acordaron hoy ampliar así las categorías de datos para las que pueden realizarse intercambios automatizados.

"El acuerdo de hoy mejorará la seguridad de los ciudadanos europeos cuando la policía pueda realizar rápidamente búsquedas de ADN, huellas dactilares, imágenes faciales, datos de matriculación de vehículos y registros policiales en las bases de datos policiales de toda Europa", destacó el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en un comunicado.

El marco vigente, conocido como la Convención de Prüm, permite a las autoridades policiales y judiciales consultar las bases de datos nacionales de otros Estados miembros en materia de ADN, huellas dactilares y registro de vehículos.

Una vez que la ley actualizada entre en vigor, tras su aprobación formal por el Consejo de la UE (los países) y el pleno de la Eurocámara, las autoridades policiales también podrán utilizar el Prüm para buscar imágenes faciales y registros policiales.

Además, si lo permite la legislación nacional, también serán posibles búsquedas en todas las categorías para encontrar personas desaparecidas o identificar restos humanos.

Si la búsqueda en la base de datos da como resultado una coincidencia positiva, el país en cuestión debe proporcionar los datos pertinentes (por ejemplo, nombre, fecha de nacimiento, delito penal vinculado a los datos) en un plazo de 48 horas.

"Para tener una Europa sin fronteras internas, también debemos dotar a las fuerzas del orden de herramientas adecuadas para luchar contra la delincuencia transfronteriza", afirmó el ponente de la Eurocámara, el eurodiputado portugués Paulo Rangel.

Un mayor papel para Europol

La nueva ley también moderniza la infraestructura técnica que sustenta el intercambio de información.

Así, el nuevo Prüm supondrá la instalación de un enrutador por parte de la agencia de la UE encargada de los grandes sistemas informáticos, eu-LISA, para facilitar el establecimiento de conexiones entre los Estados miembros y la agencia Europol, con el fin de recuperar datos.

El enrutador constará de una herramienta de búsqueda y un canal de comunicación seguro.

La autoridad policial que busque una coincidencia enviará sus datos (por ejemplo, una huella digital) al enrutador, y este mandará esta solicitud de consulta a las bases de datos de todos los demás estados miembros de la UE y a Europol.

Para las búsquedas automatizadas de índices de registros policiales, los Estados miembros y Europol utilizarán el Sistema Europeo de Índice de Registros Policiales (EPRIS).

Según las nuevas reglas, Europol también podrá buscar en bases de datos nacionales para cotejar la información que haya recibido de terceros países.

Ahora bien, según el eurodiputado Rangel, los negociadores del pacto se han asegurado "de que los intercambios de datos sean proporcionales y estén cubiertos por fuertes salvaguardias, para aumentar la seguridad sin socavar los derechos fundamentales".

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...