Lentejuelas, canutillos y herencia africana brillan en el Carnaval de Barranquilla

Hugo Penso CorreaBarranquilla (Colombia), 12 feb (EFE).- Sincronizadas comparsas ataviadas con brillantes trajes de plumas, lentejuelas y canutillos, además de la música y la danza que trajeron a América los esclavos africanos, fueron las notas predominantes en el Cumbiódromo de la Vía 40 durante el tercer día de desfiles del Carnaval de Barranquilla.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

La Gran Parada de Comparsas de este lunes mostró un espectáculo en movimiento lleno de fuerza, puesta en escena y colorido en el que participaron 112 grupos de bailarines durante el Carnaval de Barranquilla, declarado por la Unesco hace 20 años Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Marimondas, Negritas Puloy, Monocucos, personajes típicos de este desfile, no solamente danzaron con ritmos modernos y afroantillanos, sino que pusieron a bailar a los asistentes que por tercer día consecutivo se apostaron a lado y lado de la vía bajo un aplastante sol y a 40 grados de temperatura.

Con mixturas coreográficas en las que predomina la herencia africana, las comparsas cantaron y bailaron con ritmos de diferentes nacionalidades. Samba, salsa, reguetón, champeta y hasta música electrónica se mezclaron con ritmos colombianos como la cumbia, el porro, el mapalé, el son de negro y el merecumbé.

No importa la edad

Acompañada de su madre Mariana, que detrás del grupo va presta a llevarle hidratación cada vez que lo necesita, María Lucía de 12 años baila con soltura y elegancia de manera sincronizada con otros 30 niños y adolescentes al compás de la champeta 'El avioncito' con los aplausos desde los palcos del público de fondo.

“Estuvimos en el desfile del Carnaval de los Niños hace una semana y hace dos días en la Batalla de Flores. Este año es la primera vez en su vida que participa en una comparsa y tanto ella como yo lo hemos disfrutado”, dice orgullosa Mariana mientras corre hasta donde su hija a entregarle una botella de agua.

Por su parte, Rosalba Mayoral tiene 86 años y es la mayor en el grupo 'La Múcura', en donde todos sus integrantes son de la tercera edad y la más joven tiene 60. Al ritmo de cumbia, los elegantes movimientos realzan sus sonrisas otoñales y los cenizos cabellos contrastan con la energía que irradian.

“Voy a seguir bailando en los carnavales hasta cuando el Señor me dé fuerzas porque la edad no tiene nada que ver con las ganas de vivir y eso es lo que me sobra”, dice a EFE Rosalba, quien asegura sentirse linda con un brillante traje azul y el tocado de flores en su cabeza mientras sus compañeros le hacen ronda.

Último desfile del Cumbiódromo

La Gran Parada de Comparsas, el último de los desfiles por el Cumbiódromo de la Vía 40, fue presidida por la Reina del Carnaval, Melissa Cure Villa, quien lució un diseño inspirado en 'Joselito Carnaval' vivo y disfrutando de la fiesta, una creación del reconocido diseñador de modas Alfredo Barraza.

La fiesta popular más importante de Colombia terminará este martes con un recorrido por calles del norte de Barranquilla en un “cortejo fúnebre” que a ritmo de parodia despide a Joselito en medio de las ocurrencias, el llanto y las risas de quienes gozaron, bailaron y disfrutaron con el Carnaval de Barranquilla.

De la programación del Carnaval de Barranquilla en el 2024 también hicieron parte el Festival de Orquestas, en donde se presentaron 30 artistas entre nacionales y extranjeros; el Encuentro de Comedias, con teatreros, cuenteros y grupos de danzas y el Festival de Letanías donde sus exponentes convierten las noticias de actualidad en versos llenos de picardía y sátira.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...