Agricultores indios comienzan multitudinaria marcha hacia una atrincherada Nueva Delhi

Nueva Delhi, 13 feb (EFE).- Miles de camiones y tractores con agricultores indios a bordo comenzaron este martes una multitudinaria procesión hacia Nueva Delhi, para exigir garantías legales para su producción, en un severo pulso para el Gobierno indio antes de las elecciones generales, previstas para este año.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"Ayer hicimos todo lo posible durante una reunión para resolver el problema y evitar un enfrentamiento con el Gobierno", dijo hoy a los medios uno de los líderes de los agricultores, Sarwan Singh Pandher, desde el estado norteño de Punjab, desde donde esta mañana partió una de las masivas marchas de granjeros hacia la capital.

Además de Punjab, miles de campesinos esperan a las afueras de los estados de los estados vecinos de Haryana y Uttar Pradesh, ambos contiguos a Nueva Delhi, para tratar de acceder a ella hoy en un esfuerzo para que el Gobierno atienda a sus demandas para proteger su producción frente a las grandes empresas.

Para evitar la entrada de vehículos de campesinos a Nueva Delhi, las autoridades dispusieron enormes bloques de hormigón, vallas, y barreras con pinchos en las carreteras por las que los agricultores tratarán de acceder.

"Están enviando policías y utilizando cañones de agua en todos y cada uno de los pueblos de Haryana. Están torturando a los agricultores en Haryana. Parece que Punjab y Haryana se han convertido en fronteras internacionales", criticó Pandher.

Los campesinos fueron convocados por varias asociaciones de agricultores, que exigen al Gobierno la promulgación de una ley que garantice los precios mínimos de venta sobre la producción (MSP), una política gubernamental creada para proteger el valor de las cosechas ante la fluctuación del mercado.

Esta medida fue uno de los puntos calientes de las protestas que protagonizaron miles de campesinos indios hace dos años, que acamparon por casi 15 meses en las fronteras de la ciudad, contrarios a una reforma agraria que el Gobierno indio acabó derogando en noviembre de 2021 al aceptar varias de sus demandas.

Además, los sindicatos reclaman otros beneficios para los agricultores, como un subsidio de 10.000 rupias (unos 120 dólares) al mes una vez cumplan los 60 años, según dijo Pandher en declaraciones recogidas por la agencia de noticias india ANI.

Las protestas de campesinos han revivido en ocasiones esporádicas desde entonces, como el pasado agosto, cuando cientos de granjeros marcharon hasta el centro de manifestaciones de Jantar Mantar, en Nueva Delhi, para pedir al Gobierno que cumpliese con las promesas que había efectuado casi un año antes.

La vuelta a las calles por parte de los campesinos se produce a pocos meses de las elecciones generales, lo que supone un gran pulso para el primer ministro indio, Narendra Modi, que se postula como el gran favorito para ganar estos comicios y asegurar su tercer mandato consecutivo.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...