El Consejo de Fatwa de Libia decreta que la yihad contra la presencia rusa es un "deber"

Trípoli, 14 may (EFE).- El Consejho de Fatwa, principal órgano religioso en el oeste de Libia, emitió este martes un decreto en el que afirmó que la presencia armada rusa es una "ocupación" por parte de un Estado "infiel y agresor" y aseguró que la yihad (guerra santa) es un "deber legal" del pueblo libio.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

"La obligación de una yihad defensiva contra la agresión rusa no significa caer bajo el control de otro ocupante, ya sea Estados Unidos u otros", expresó en un comunicado, en el que advirtió que la denuncia de Occidente sobre esta presencia "y la pretensión de cooperar para resistirla es una amenaza, una mentira y no debemos dejarnos engañar".

El Cuerpo Africano de Rusia, la nueva marca de las antiguas fuerzas paramilitares Wagner que contaban con unos 7.000 efectivos en el país magrebí, está desplegado en el este y el sur, regiones controladas por el mariscal Jalifa Haftar, según confirmaron este lunes a EFE fuentes militares.

Los contingentes utilizan bases navales, aéreas y terrestres como el puerto de Tobruk y el de Sirte así como los aeródromos de Tamanhint, Al Khadim y Ghardabiya.

El embajador ruso en Libia, Aidar Aghanin, confirmó el domingo en el canal local Al Ahrar la presencia de fuerzas rusas "con conocimiento y aprobación" de las autoridades orientales y aseguró que las informaciones en el pasado "habían sido exageradas y se habían convertido en un fantasma que asusta".

Libia está considerada la puerta de entrada del Cuerpo Africano de Rusia a Níger, Mali y África Central, que se enmarca en los esfuerzos de Moscú por expandir su influencia en el continente africano y consolidar su legitimidad. Estados Unidos expresó en abril su preocupación sobre este hecho ante el Consejo de Seguridad de la ONU y, según medios locales, unos 1.800 mercenarios rusos habrían llegado en los últimos meses.

Después de que el fallecido exjefe del grupo paramilitar Wagner, Yevgeni Prigojin, se rebelara contra el Kremlin, el Ministerio ruso de Defensa creó en diciembre pasado esa empresa militar privada, compuesta también de mercenarios pero esta vez bajo control estatal.

Rusia ha sido aliado tradicional de las autoridades del este libio, comandadas por Haftar, y rivales del Gobierno de Unidad Nacional (GUN), asentado en Trípoli, donde según fuentes consultadas no hay presencia militar rusa.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...