El oficialismo parece perder apoyo en las elecciones legislativas de Madagascar

Antananarivo, 11 jun (EFE).- Los resultados provisionales de las elecciones legislativas del pasado 29 de mayo en Madagascar, que fueron publicados este martes por la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), apuntan a una caída del oficialismo, aunque puede mantenerse como la fuerza con mayor representación.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

"Los resultados publicados por la CENI son provisionales y corresponde al HCC (Alto Tribunal Constitucional) publicar los resultados oficiales", dijo al anunciar los datos el presidente del organismo electoral, Andrianarisedo Dama.

"A los candidatos, les reiteramos que son adversarios en las elecciones y no enemigos y deseamos que esperen con total serenidad los resultados oficiales", añadió.

La CENI solo proporcionó los porcentajes de voto obtenidos por cada candidato y no los diputados logrados por cada partido del total de 163 asientos que compondrán la nueva Asamblea Nacional (Cámara baja del Parlamento), en la que todo apunta a que la coalición de partidos oficialista del presidente Andry Rajoelina mantendrá su mayoría.

La participación en la votación alcanzó un 48,03 %, por encima de la registrada en las legislativas de 2019, que se situó en un 43,08 %.

Además del IRMAR (siglas en malgache de 'Todos nosotros, juntos con Andry Rajoelina'), concurrieron a las elecciones dos plataformas opositoras: la Firaisankina, liderada por el partido opositor TIM ('Amo a Madagascar') del expresidente Marc Ravalomanana, y el Kolektif an'ny Malagasy, con otros líderes opositores.

La pérdida de apoyo para Rajoelina se hizo patente, por ejemplo, en la capital, Antananarivo, al no ganar en ninguno de sus seis distritos un candidato del IRMAR.

La campaña para los comicios y los días previos a la publicación de resultados se vieron marcados por la tensión, con los medios monopolizados por la coalición de Rajoelina y amenazas y detenciones contra candidatos opositores.

El pasado 31 de mayo, se registró incluso un incendio en la oficina local de la CENI en el distrito de Tsihombe (sur), en un acto de aparente protesta por las quejas de fraude electoral en la votación.

Los comicios legislativos se celebraron siete meses después de las elecciones presidenciales del pasado 16 de noviembre, que ganó Rajoelina en primera vuelta con el 59 % de los votos.

Esa votación se celebró también en medio de una elevada tensión política en esta isla del océano Índico, tras una campaña marcada por las protestas contra el mandatario saliente y el llamamiento al boicot electoral por parte de diez aspirantes opositores.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...