Nueve días de huelga en Bolivia

LA PAZ. Un exacerbado clima de tensión y amenazas de recrudecimiento de las protestas desde el miércoles impedían este martes la instalación de una negociación entre el gobierno y la Central Obrera Boliviana, en el noveno día de huelga general en Bolivia.

Cargando...

Ambas partes se acusaron mutuamente de entorpecer el diálogo, mientras ninguno de los sectores parecía dispuesto a hacer concesiones y comenzar a debatir el pedido de fondo de una mejora en las rentas de jubilación.

“Compañeros presidente y vicepresidente (de Bolivia), les invitamos para instalar el diálogo correspondiente”, dijo el ejecutivo de la COB Juan Carlos Trujillo, instalado todo el día junto a una veintena de dirigentes en la sede del Ministerio de Trabajo.

Si no hay diálogo “la COB y sus dirigentes nacionales deslindan toda responsabilidad de lo que pueda suceder a partir de mañana” miércoles, día en que la central sindical aumentaría las protestas.

Maestros urbanos y rurales del área estatal, minera y fabril, que cortan rutas en varias regiones del país y realizan mítines y manifestaciones en las ciudades, anunciaron que a partir del miércoles recrudecerá el conflicto.

Mineros y maestros manifestaron este martes en La Paz con profusión de ensordecedoras detonaciones de dinamita, cuyo uso está prohibido por ley.

“Si no levantan las medidas, no creo que sea posible restablecer el diálogo” , advirtió el ministro del Trabajo, Daniel Santalla.

“Es inútil que el gobierno siga insistiendo en dialogar sin medidas de presión porque sólo busca desmovilizar a los trabajadores”, retrucó de su lado la radical dirigente de los maestros urbanos de La Paz, Wilma Plata, miembro de un partido trotskista boliviano.

“Estamos dispuestos a reanudar el diálogo, pero no provoquen a la policía, no interrumpan las arterias de las ciudades, no corten la conexión de las carreteras (...), pedimos que garanticen que las rutas estén expeditas” , invocó el ministro de Gobierno (Interior) , Carlos Romero.

Una reunión de la COB resolvió la noche del lunes “masificar y radicalizar las medidas de presión (...) al no haber resultados en el diálogo y no existir voluntad política del gobierno en solucionar el conflicto laboral”.

“No podemos dejar de movilizarnos porque lo único que el ministro quiere es desmovilizar a la COB”, explicó el dirigente Juan José Guzmán.

Los cortes de ruta no han afectado por el momento las rutas hacia países vecinos como Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú, según reportes oficiales. Los servicios financieros y de comercio también funcionan regularmente, aunque las labores escolares están parcialmente suspendidas.


La COB demanda una renta de jubilación equivalente al 100% del salario para los mineros y porcentajes menores para otros sectores laborales. El gobierno ofrece una cobertura que oscila entre 60 y 80%, aduciendo que un porcentaje superior pondría en riesgo el sistema de jubilación.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...