“Orgullo y prejuicio”: cuando la mujer exige el derecho a regir su vida

Jane Austen (1775-1817), la gran escritora británica, fue de las primeras mujeres en la literatura universal que se atrevió a exponer de manera tan real la situación de sometimiento de la mujer, a quien le estaba vedado hasta el manejo de su vida y sus bienes. Esta visión, plena de valentía, la reveló en su novela más célebre: “Orgullo y prejuicio”, que aparecerá el domingo 6 de junio con el ejemplar de ABC Color, en una edición íntegra y de lujo de El Lector.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/TX2PJCOI4BAC5PGPF5YZ3SYJX4.png

Este es un texto, publicado originalmente en enero de 1813. Austen urde en “Orgullo y prejuicio” un notable fresco de época y describe la condición de la mujer en aquella sociedad en la que el único destino de las damas era el matrimonio, fuera del cual no tenían, prácticamente, ninguna opción de desarrollo personal.

La mujer era, entonces, un ser absolutamente sometido, sin derechos civiles ni de ningún otro orden. Tenía de joven la potestad paterna, y de casada, la autoridad del marido. Fuera del hogar familiar y del matrimonio, la mujer estaba erradicada de la vida social. Incluso casada, no tenía derechos. Esto se refleja en la novela con la situación de la familia Bennet, compuesta por el padre, la madre y cuatro hijas. Si el padre muriera, todo el patrimonio familiar sería heredado por un sobrino varón, al no tener el señor Bennet descendencia masculina. Por lo tanto, la esposa y las hijas quedarían desamparadas, en una disposición que hoy nos parece ridículamente injusta.

La misma Jane Austen había sentido los efectos de la discriminación hacia las mujeres. Cuando decidió ser escritora, debió publicar sus primeros libros sin firma de autor, pues no estaba bien visto que una señorita anduviera por el mundo escribiendo obras de ficción. Pero ella persistió y apoyada primero por su padre y luego por su hermano, hizo su carrera y permaneció soltera.

El gran estilo de Jane

El estilo de Jane Austen, expuesto en toda su magnitud en esta novela, se basa fundamentalmente en el manejo preciso del diálogo como instrumento de transmisión de los hechos y en la caracterización de sus personajes. Estos están espléndidamente perfilados y se manejan con la soltura que brindan los escritores talentosos a los protagonistas de sus obras.

En esta novela, los protagonistas, Elizabeth y Darcy, tienen una gran potencia y a su alrededor giran las demás figuras con sus caracteres siempre reconocibles. No es de extrañar que como mujer que fue, Jane se esmerara en la construcción de sus personajes femeninos. En este caso, la señora Bennet, es un ejemplo de la maestría de la autora en la estructuración de su naturaleza.

Jane Austen maneja la ironía sutil y el humor con muy buen criterio. No deja que el interés de quien lee la obra decaiga nunca.

Para reservar o comprar directamente la colección puede comunicarse a la linea corporativa 021 415 15 15. Cada libro de la colección de Best Sellers significa una inversión de G. 35.000.

Más información en @abccolecciones en Facebook e Instagram.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05